22-05-2022 08:18:01 PM

Cruz Lepe; el fracaso

Por Valentín Varillas

 

Ridículo mayor el que protagonizó el titular de Gobernación Municipal en la capital, Jorge Cruz Lepe, en su primera y real prueba de fuego.

La que requiere de talento y oficio político para evitar conflictos en el proceso de selección de autoridades en las juntas auxiliares.

No es un asunto menor.

Es, precisamente, un tema que incide de manera directa en la gobernabilidad de la capital.

Y Cruz Lepe no tiene el perfil.

Mucho menos el don de operador político eficaz o de mediador efectivo para haber llevado a buen puerto la encomienda de elegir, sin contratiempos y de una manera creíble y apegada a derecho, a quienes fungirán como presidentes en estas demarcaciones.

El hoy funcionario tiene experiencia y de sobra, pero en cuestiones de reordenamiento comercial.

Se le nombró para generar, de inmediato, un contraste mediático en materia de estrategia de control del comercio informal y compararlo con la tolerancia con la que la administración anterior trató a las diferentes organizaciones de vendedores ambulantes.

Lo más granado de la derecha, incluyendo líderes de distintos organismos empresariales, se deshicieron en alabanzas y halagos al gobierno de Lalo Rivera, por haber “limpiado” el Zócalo capitalino de informales y haberlo convertido, nuevamente, en un espacio para la convivencia social y familiar.

Claro que hay que aplaudir lo anterior.

La plaza pública poblana se había convertido ya en un sucio muladar imposible de visitar, mucho menos disfrutar y cuyas condiciones ponían en riesgo la conservación del patrimonio cultural poblano.

Cruz Lepe lo hizo y lo hizo bien.

Aunque a muchos no les haya gustado la forma.

Hay momentos en que “por las buenas” o “por favorcito”, no alcanzan para solucionar los problemas reales de la capital.

Es el símil del ridículo “abrazos y no balazos”, que explica el rotundo fracaso de la estrategia de combate a la delincuencia del actual gobierno federal.

Falta regular, faltaba más, otras calles del primer cuadro que se encuentran infestadas de ambulantes.

Es normal.

No se puede, en tan poco tiempo, tomar medidas para resolver problemas históricos, ancestrales, que tienen su origen en décadas de manipulación y uso político de los líderes que encabezan el comercio informal.

Los antecedentes represores y de llegar a acuerdos en lo oscurito con quienes llevan las riendas del ambulantaje, convierten a Cruz Lepe en un buen perfil para lograr los objetivos que se ha planteado este nuevo gobierno en esa materia en específico.

Pero las responsabilidades del cargo que ostenta van mucho más allá de idear y operar una supuesta cruzada en contra de la informalidad.

Y el fracaso del domingo puede ser un terrible primer esbozo de muchos más que pueden llegar en le corto plazo.

Sobre todo, en el contexto del proyecto político personal que quiere perfilar el alcalde Rivera para el 2024.

Faltan personajes con experiencia y oficio si realmente quieren que Lalo termine su mandato con posibilidades reales de aspirar a más.

Adán Domínguez, el hombre orquesta del actual ayuntamiento, no puede hacerlo todo.

La selección de perfiles idóneos para la conformación de un equipo efectivo de gobierno va mucho más allá de cuestiones de tipo ideológico, de amiguismo, compadrazgo y pertenencia a un grupo político.

Se trata, simplemente, de dar resultados.

Pareciera que Lalo Rivera y compañía aplican también aquella máxima que tanto le critican al presidente López Obrador.

Esa que reza “90% lealtad y 10% capacidad”.

About The Author

Related posts