26-01-2022 05:36:53 PM

Roto el eslabón de la impunidad

Por Alejandro Mondragón

 

“Justicia sin reo, no es justicia”, decía Óscar Sánchez Flores,  procurador general en el sexenio de José López Portillo.

 

De nada sirve hablar de justicia si el responsable anda libre, en otras palabras.

 

Y hoy en San Pablo Xochimehuacán no sólo se atiende a las víctimas de la explosión que dejó un saldo de 5 muertos, 12 heridos, más de 50 viviendas destruidas y la desolación social, sino que se atrapó al culpable.

 

Sí, la Fiscalía General del Estado capturó a “El Callo”, señalado como líder huachicolero en la zona, junto con sus cómplices “El Gasca” y “El Greñas”.

 

Puebla ha sido terreno fértil para que los maleantes hagan de la suya con graves secuelas a pobladores, sin que los culpables reciban su merecido.

En sexenios anteriores, los gobiernos salía con la frase de caiga quien caiga será hasta las últimas consecuencias contra los responsables, pero tampoco pasaba nada.

 

Se enfocaban a medio atender a los pobladores, aminorar las protestas después de las tragedias y después a tapar el pozo hasta que llegara otro grupo delincuencial a destaparlo.

 

Ya aprehendieron al responsable y seguro que con su declaración habrá más detenciones, pues está claro que su presencia –conocida por todo el pueblo- recibía la vista gorda de autoridades.

 

Esa es la diferencia del pasado. Sí, hay una desgracia que se atiende, pero se agarra a los culpables sin que nadie lo pueda remediar.

 

Justicia con reo, que es lo que ha faltado en este país y estado, seguro que servirá para aquellas bandas que buscan el dinero fácil con la complicidad de pobladores y autoridades lo piensen más de dos veces antes de delinquir.

 

Se rompió el eslabón de la impunidad en medio de una tragedia que a todos indignó.

 

About The Author

Related posts