03-12-2021 04:41:03 PM

Vetos y acuerdos

Por Alejandro Mondragón

 

Los tiempos políticos para el 2024 ya están más que adelantados y, absolutamente, nadie lo puede remediar.

 

Hoy en el círculo rojo se debate, discute y plantea la interrogante:

 

¿Quién elegirá al candidato/a a gobernador en los estados?

 

Unos están seguros que será Andrés Manuel López Obrador, el presidente que irá de salida. Su argumento es que su voluntad prevalecerá por encima de su “corcholata 2024” y de los mandatarios que ya gobiernan en 17 entidades federativas.

Otros sostienen que será el o la candidata presidencial. Formará parte de su grupo de poder para lo que vendrá. De ahí que los suspirantes tendrán que no errar en el pronóstico para evitar quedar fuera.

 

Y hay quienes consideran que los gobernadores llevarán mano, por conocer la realidad de sus estados y garantizar, eso sí, sacar los votos suficientes para que los presidentes salientes y entrantes gocen de una transición de terciopelo.

 

Está claro también que una opción puede darse en común acuerdo entre López Obrador, sucesor/a y gobernadores para darle a Morena no sólo la presidencia de la República, sino las mayorías en el Senado, Cámara de Diputados, Congresos locales, alcaldías y, por supuesto, retener la plaza.

 

Sin duda el factor de veto jugará de manera importante en las definiciones que vendrán en los próximos meses.

 

Por eso, resulta ocioso sostener que basta con que el presidente López Obrador le haga ojitos o abrace a ciertos personajes para obtener una candidatura.

 

Ya se vio, en la elección pasada, que tampoco basta con la postulación que haga el partido, Morena, pues la estructura de poder en los estados radica en la fortaleza de los gobernadores.

About The Author

Related posts