03-12-2021 03:49:01 PM

Escobedo el “operador”

Por Valentín Varillas

 

La fórmula de Augusta Díaz de Rivera y Marcos Castro, que pretende llegar a dirigir al PAN poblano, presentó ayer como flamante adición a su equipo a Salvador Escobedo Zoletto.

La medida, pretende enviar dos mensajes: el primero, que el panismo doctrinario, el ortodoxo y tradicional, tiene la capacidad de sumar cuadros que en su momento ocuparon posiciones importantes dentro del grupo político de Rafael Moreno Valle.

Escobedo fue titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Secretario de Salud durante ese sexenio.

El otro, tiene como objetivo el vender que a las filas de la disidencia “genovevista” han integrado a un gran experto en operación política.

¿Será?

Así se asume el propio Escobedo, quien presume ante propios y extraños el haber sido fundamental en el proceso de obtención de votos a favor de Tony Gali en la elección que lo llevó a la gubernatura en el 2016.

Conocía a fondo los padrones de beneficiarios de los programas sociales, los criterios electoreros de asignación de recursos y la manera de maximizarlos para beneficio del grupo en el poder.

Y al final, entregó buenos resultados.

Se trata de un tema que conocía de sobra.

 

Así lo hizo con éxito en el sexenio de Felipe Calderón desde la Coordinación Nacional del programa Oportunidades, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social federal.

Para entregarle buenas cuentas al presidente, a Escobedo no le importó violar la ley.

Según la Auditoría Superior de la Federación, Salvador Escobedo violó la Ley de Responsabilidades de los Funcionarios Públicos mientras se desempeñaba como Coordinador Nacional de Oportunidades.

Lo anterior se desprende de la revisión de la cuenta pública 2010, un año importante para Calderón y el PAN, ya que a través de las alianzas con otros partidos pudo arrebatarle al PRI estados como Puebla, Oaxaca y Sinaloa, considerados como “bastiones del tricolor”.

El oficio OIC/AR/12/2013 de la ASF establecía que:
“Conforme a la investigación realizada en el Área de Responsabilidades, respecto del expediente núm. PA/041/2012, se determinó sancionar a los ciudadanos Neftali Salvador Escobedo Zoletto, Angélica Castañeda Sánchez y Carlos Sieres Martínez con una “Amonestación Pública”, por incumplimiento a las obligaciones establecidas en el artículo 8, fracciones I y XXIV, de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos”.

La resolución tomada por la ASF tuvo el carácter de “definitiva”.

Algunas cuestiones importantes arrojan dudas sobre la utilidad que puede tener el nacido en San Luis Potosí para llevar a Díaz de Rivera a la presidencia del CDE blanquiazul en Puebla.

Primero, la dinámica de una elección abierta, universal, la que se diseña y opera para llegar a un cargo público es completamente distinta a la de un proceso interno con alcances meramente partidistas.

Y la segunda, la más importante: en las dos coyunturas que aquí se señalan, en donde Escobedo dio muy buenos resultados, contó con todos los recursos financieros y humanos necesarios para cumplir con los objetivos planteados.

En la disputa panista, para desgracia de él y la fórmula que pretende perfilar, vive, sin duda, una realidad completamente diferente.

Le toca estar del otro lado, de los que sin la fuerza y el apoyo del “aparato” intentaran una titánica cruzada contra el oficialismo.

Buena prueba para saber si aquella fama de buen operador es una realidad, o tan solo otro mito genial de los muchos que en su momento se inventó el malogrado Moreno Valle.

About The Author

Related posts