19-10-2021 10:54:55 PM

Alarcón, desdoro empresarial

Por Alejandro Mondragón

 

El desdoro con el que se comporta el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Ignacio Alarcón, meterá en serios problemas al sector privado poblano.

 

Está el escándalo de despojo de predios en la zona de influencia de AUDI en Tlaxcala con el uso de todo tipo de artimañas, que ahora impugnó la devolución reclamada por el terreno donado por el gobierno de Melquiades Morales en 2004 en el distrito comercial de Angelópolis.

 

Su argumento resulta pueril, pues alega que el CCE suspendió las obras de construcción de su sede por culpa de la pandemia del Covid19.

 

Que se sepa el proyecto lleva 17 años sin ejecutarse por diversos motivos que van desde la especulación de la tierra, la partida a la mitad de la hectárea regalada en tiempos del morenovallismo y la presencia de lavado de dinero por parte de personajes impresentables.

El problema de “Taico” Alarcón no es que ha engañado a los socios del CCE, sino que presenta doble cara ante el gobernador Luis Miguel Barbosa, quien lo recibió hace unos días para analizar acciones para la reactivación económica.

 

Es más, obtuvo el compromiso del mandatario de reunirse con los integrantes de la cúpula patronal, pero después del encuentro fue y metió un amparo para negarse a devolver el terreno que reclaman legalmente las autoridades poblanas para darles un uso mejor.

 

Por un lado, dice que una cosa, pero por el otro traiciona la confianza.

 

Y como dicen en mi pueblo, así no se pinches puede.

 

Alarcón siempre fue un empresario consentido del priismo, particularmente en el sexenio marinista. Sus restaurantes vivieron sus mejores épocas. En el morenovallismo se alejó hasta que reapareció en estos tiempos con cara de quitarle la carga ideológica y de obtención de favores económicos al CCE.

 

Pero si juega chueco así le irá.

 

About The Author

Related posts