31-07-2021 01:19:27 AM

Negligencia municipal sanitaria

Por Alejandro Mondragón

 

Tache para las autoridades municipales, metidas más en el Año de Hidalgo, que resultan un cero a la izquierda en el cumplimiento del decreto sanitario en Puebla.

 

En plena tercera ola de contagios, ediles y alcaldesas no sólo han sido omisas, sino en algunos casos cómplices de reuniones multitudinarias o alientan el arribo masivo de personas.

 

Cierto que a los poblanos/as les vale madre, sí, textual, la sana distancia, uso de cubrebocas y quedarse en casa voluntariamente.

 

A la necedad social, el mevalemadrismo municipal.

 

Centros comerciales abarrotados, restaurantes al tope, parques, zócalos y centros de entretenimiento a su máxima capacidad.

 

¿De qué sirve un decreto estatal si las autoridades municipales lo dejan en letra muerta?

 

¿Cuál es el pretexto ahora?

 

La indolencia asusta porque se supone que Puebla opera al 30 por ciento de su capacidad instalada en actividades no esenciales, pero en un fin de semana todo estuvo cercano al 100.

¿Esperamos otro decreto de confinamiento en casa, en medio de lloriqueos de empresarios, comerciantes y restauranteros porque no pueden más con la crisis?

 

Buena parte de la cadena de irresponsables se circunscribe en el ciudadano/a que dejó de usar el cubrebocas e irrespeta la sana distancia, en su afán por salir a pasear, pero la autoridad también se sumó a los festejos.

 

En Cuetzalan, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula, Puebla, Atlixco, por mencionar algunos, las y los gobernantes brillaron por ausencia.

 

Dejan toda la culpa a las autoridades estatales, pero eso sí apenas hay noticias positivas sobre el coronavirus y se colocan las medallas.

 

Es una irresponsabilidad de todos, pero más de quienes tienen el poder para evitar que después del niño ahogado, quieran tapar el pozo.

 

About The Author

Related posts