31-07-2021 12:31:14 AM

Los Judas del Congreso

Por Valentín Varillas

 

Ya lo dejó bien claro el presidente: va con todo por tres reformas constitucionales que considera que serán fundamentales para la segunda mitad de su sexenio: Guardia Nacional, Reforma electoral y Reforma Energética.

El problema para el mandatario es que las matemáticas no le dan.

Los números no le alcanzan para que estas propuestas sean aprobadas con la nueva conformación de la Cámara Baja del legislativo federal.

Si embargo, en una de sus insufribles mañaneras, ya deslizó la posibilidad de que esto no sea un impedimento real para lograr sus objetivos.

“Negociar” la suma de diputados de otras fuerzas políticas a los intereses presidenciales, dejó entrever.

Ahora bien ¿cómo sería esta supuesta negociación?

Tomando en cuenta los usos y costumbres que nos ha dejado ver AMLO en casi tres años de gobierno, el convencimiento seguramente se dará  en dos vías.

La primera, la obvia y la deseable: través del diálogo y la sensibilización.

La otra, la que en los hechos resulta la más probable, se basa en la presión y la amenaza a través de la utilización de las instituciones del estado mexicano.

Ahí están instancias como la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, por ejemplo.

Quienes no caigan seducidos por el canto de las sirenas lópez-obradoristas, seguramente vivirán en carne propia las consecuencias de lo que en el argot político se conoce como “echar el aparato”.

El abanico de posibilidades, en este contexto, es sumamente amplio.

Inicio de procedimientos de tipo penal o administrativo, sanciones e inhabilitaciones diversas y en el más común de los casos: congelamiento de cuentas e incautación de bienes y propiedades.

Sabedores de que en la política y en el servicio público, el miedo no anda en burro y casi todos traen cola que les pisen, esta estrategia tiene altísimas probabilidades de resultar exitosa.

Y con eso, el unánimemente celebrado equilibrio legislativo producto de la elección del domingo 6 de junio, acabaría reducido a una simple quimera.

Otra más en nuestra historia reciente.

AMLO dio a entender que los primeros acercamientos para tender puentes y poder llegar a acuerdos se harán con algunos miembros de lo que será la nueva bancada del PRI.

Seguramente, desde ahorita, ya les tienen listos sus expedientes.

Documentos e información valiosa de los pecados, pactos, acuerdos y operaciones inconfesables que llevaron a cabo en algún momento de su vida pública.

Los líderes nacionales de los partidos que conformaron la alianza que compitió contra Morena en la elección para designar diputados federales, juraron públicamente que la mantendrían en su quehacer legislativo los próximos tres años.

Que serían un bloque sólido, unido, homogéneo.

Quiero ver quiénes son los valientes que aguantan la tormenta que se les viene, si se niegan a ceder a los caprichos del presidente.

About The Author

Related posts