17-01-2021 12:14:59 PM

Los escenarios de alianzas

Por Rodolfo Rivera

            En una buena parte del mundo democrático occidental -sobre todo Europa- es común que las elecciones sean tan reñidas entre partidos de centro -izquierda o derecha-, que generalmente terminan haciéndose alianzas para gobernar y con ello garantizar estabilidad en el ejercicio de la autoridad. Así llevan funcionando décadas, después de guerras mundiales y conflictos internos que se pierden en la historia.

            En México nuestra democracia partidista es joven aún en comparación con los sistemas europeos (y hasta sudamericanos, donde prevalecieron las dictaduras, golpes de Estado y frágiles democracias que generalmente hacen caer gobiernos casi cada año). Realmente es hasta 1997 (segunda mitad del sexenio de Ernesto Zedillo) cuando por primera vez una combinación de partidos ganó la mayoría de escaños en el Congreso al partido del Presidente. Y desde entonces hemos experimentado la alternancia, el desequilibrio de poderes y elecciones cada vez más competidas.

            Desde luego eso queríamos.

            Y también a partir de la normalización democrática (que siempre trae incertidumbre en resultados), empezaron a formarse alianzas de partidos para tener más posibilidad de ganar elecciones, ante un electorado que cada día se vuelve más versátil en su conducta de voto. Vamos, ya prácticamente no existe el “voto duro” de algún partido. Siempre depende del momento, la situación económica, las alianzas, el candidato y hasta la campaña con su guerra sucia y ataques, lo que provoca en combinación, el resultado de una jornada electoral.

            Al momento actual, ya se gestan algunas alianzas entre partidos, como una estrategia de rentabilidad de votos y se piensa que necesariamente se suman los votos de cada partido y con ello le pueden ganar a un tercero. Pero eso no necesariamente ocurre. Depende en mucho del prestigio y posicionamiento de cada partido que integra una alianza, el candidato que se lanza y hasta el momento calendario en que se forma.

            Veamos cuáles alianzas interpartidistas se están gestando y cuál puede ser su futuro electoral.

LA ALIANZA PAN-PRD (y en Puebla quizás otros partidos pequeños como CPP).

            Es la alianza más segura hasta el momento. PRD no puede ni quiere ir solo pues pierde el registro. Desde 2010 que se alió al morenovallismo en Puebla, ha sobrevivido por ir en alianza con el PAN. Aunque realmente no le aporta quizás más de 1% de votos.

¿ALIANZA PAN-PRI?

            Los líderes la quieren y un grupo de empresarios del país también (los de las organización “Sí por México”). Piensan que solo así se le puede ganar a MORENA y sus candidatos. Eso puede ser cierto pero solo en algunos lugares; no puede establecerse como estrategia nacional porque el PRI le restaría muchos votos a la alianza, por su enorme desprestigio. En Puebla los líderes de ambos partidos han tenido acercamientos, pero será el CEN de cada uno en donde se decidirán si van o no en alianza y con quién como candidato. Yo le doy 50% de probabilidad que se concrete este escenario. En el PAN sí la quieren, pero en el PRI creo que están jugando ala especulación y al final aliarse soterradamente con el partido del Presidente. Ya veremos.

LA ALIANZA MORENA-PT-PVEM (¿Nueva Alianza?).

            Es prácticamente un hecho que así se dará, por mucho que los líderes del PT y de PVEM aseguren que “irán solos”, más como estrategia para vender más cara su afiliación aliancista. PY y PVEM no aportan gran cantidad de votantes favorables a MORENA, pero aportan su “figura” para el simbolismo que representa una alianza.  

            Se habla también de que  Nueva Alianza irá aliado de MORENA en 17 Estados donde aún tiene registro. Tampoco aporta nada, pero sí Profesores para el ejército electoral del 6 de junio.

¿MOVIMIENTO CIUDADANO SOLO?

            El partido de Dante Delgado siempre ha vendido su franquicia partidista al mejor postor. Fuer aliado de AMLO pero después se distanciaron y hoy se aborrecen. Líderes de MC pregonan que la “estrategia nacional” es ir solos en todos lados. Yo lo dudo mucho. Seguramente se aliará en diferentes Estados con el PAN y en otros con el PRI y en otros en alianzas con partiditos locales. Ir solo provoca el enorme peligro de perder el registro. En Puebla panterean con ir solos, pero al final irán aliados con el PAN y PRD con toda seguridad.

ALIANZA DEL PRI CON CHIQUILLADA.

            Ya se ha sabido que los líderes del PRI se acercan a otros partidos para ir en alianza, como el PRD o en Puebla el PSI (Nueva Alianza iría pero su dirigente nacional ya se decantó por ir con MORENA y Mario Delgado ya lo anunció). El PRI solo no gana, pero tampoco pierde el registro, lo traemos en todas las encuestas con preferencias de entre 7 y 10 %. Va a quedar en terceros lugares en muchos sitios, pero ganará en no pocos Municipios pequeños donde operan Alcaldes tricolores mapachones. El PRD claro que se suma al PRI, pero antes verá si va con PAN. PSI desde luego irá aliado de alguno, pues solo no gana ni en una Junta Auxiliar remota.

¿UNA GRAN ALIANZA MORENA-PRI-PVEM-PT-NUEVA ALIANZA Y ALGÚN CHIQUILLO?

            Muy poco probable. El PRI no iría con MORENA, al menos no abiertamente. Su líder negocia quizás con el Presidente AMLO para que le dejen pelear algunos Estados y lanzar buenos candidatos. Muy poco probable… pero no imposible aún. Faltan varios meses para que queden las alianzas definitivas.

            Por último, recordemos que los nuevos partidos no pueden ir en alianza cuando contienden por primera vez. Fuerza Social México, Redes Sociales Progresistas y el “nuevo” Partido Encuentro Solidario irán solos en 2021. Que Dios los agarre confesados y a ver si mantienen el registro con 3% de votos. La neta lo dudo, pero ya veremos.  

TENDENCIAS DE VOTO.

            Al día de hoy, y dependiendo de distintas zonas, Municipios y Distritos, MORENA como partido está a la cabeza. No por muchos puntos porcentuales, pero sigue teniendo un electorado fiel que votó por ellos en 2018. En casi todos lados el PAN acecha en segundo lugar (más o menos cerca dependiendo el lugar) y en lejanos terceros lugares el PRI (en las principales cabeceras Municipales, aunque en algunos Municipios pequeños va a arriba, para sorpresa de muchos).

            ¿Cambiarán las preferencias una vez que se establezcan las alianzas? Un poco quizás, pero habrá que ver quién le quita votos a quién. Créanme, ahora es solo política ficción y juego de escenarios. Nadie sabe cómo quedarán finalmente alianzas.

            Pero más aún… todo cambia cuando se pone nombre y apellido de candidatos y por cuál partido o alianza se lanza. Los “careos” con distintas posibilidades de alianzas es lo más cercano en el momento actual a lo que será la intención de voto en 2021.

            Por ello me da risa la publicación de preferencias partidistas al momento actual y con “pre-candidatos” que nadie sabe si quedarán o no. NO son válidas. NO plantean escenarios reales. NO será así la contienda (partidos solos).

            Ahorita las mediciones demoscópicas sirven para otra cosa. Para ver quién de los personajes en cada lugar, tiene verdadera intención de voto o posicionamiento entre los votantes. Ya después lo mediremos con alguna opción partidista o de alianza.

            Yo lo único que les puedo decir por el momento es que…NO hay nada aún seguro para NADIE. Mejor pónganse a trabajar y no especulen, porque ya saben cómo se les dice a los que especulan (Mondragón dixit).

            Servidos.

About The Author

Related posts