29-10-2020 02:01:59 PM

Morena y su normal lucha por el poder

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

Muy pocos años después de haberse fundado, MORENA hoy sufre los problemas de todos los partidos políticos de la historia de México, todos los problemas añejos de la izquierda y… todos los conflictos y lucha por el poder de cualquier institución política en México y el mundo. Normal.

MORENA quiso ser diferente a los partidos más viejos de México. Pero hoy está siendo exactamente igual que cualquiera de ellos.

Los líderes actuales de MORENA, siempre en segundo nivel del fundador y hoy Presidente de la República, han comenzado una lucha despiadada por la dirigencia nacional, las prerrogativas millonarias que hoy recibe MORENA y desde luego, para ir preparando posiciones en torno a la disputa por la candidatura a la Presidencia de la República en 2024.

Vaya, hoy una vez más, los miembros del partido heredero de todas las luchas de la izquierda mexicana, MORENA sin lugar a dudas, ya se están peleando nuevamente y los grupos y facciones pelean candidaturas y, por supuesto, el premio mayor de cualquier elección y posición: La Presidencia de la República.

Hoy MORENA no tiene dirigencia nacional real y tampoco dirigencias estatales. Varios grupos se disputan esas dirigencias y están sacando lo peor para obtenerlas. Y el INE dispuso una forma poco ortodoxa para ya elegir a su dirigencia: Una Encuesta telefónica nacional, a cualquier persona que la quiera responder y ver quién de todos los inscritos es el más conocido y tiene la mayor intención de voto. Me quedé en que hay al menos 6 aspirantes, junto con su Secretario (a) General (inicialmente se inscribieron más de 100 aspirantes, la mayoría de ellos sin peso alguno, pero para hacer ruido y a ver qué logran conseguir).

A nivel nacional hay varios grupos, indudablemente.

El de los “puros” radicales, que encabeza Bertha Luján, su esposo, Alfonso Ramírez Cuéllar y algunos más, que inventaron impulsar a Porfirio Muñoz Ledo, más para dividir que para ganar, sabiendo del desgastado liderazgo del ex dirigente del PRI y también del PRD. Lo lanzan para quitar legitimidad a Mario Delgado y seguramente para exigirle cargos y algo de las prerrogativas, si es que llega a ganar.

El de los “moderados” (advenedizos para los “puros”), que encabeza el Diputado Mario Delgado y busca la dirigencia con el apoyo (raro, pero así fue) del grupo de Ricardo Monreal y desde luego del grupo que encabeza el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. Raro, porque tanto Monreal como Ebrard buscan la candidatura presidencial. Pero al parecer esta alianza es coyuntural y ya se vería para 2024.

Hay otros candidatos a la dirigencia, pero la verdad nadie les ve mayores probabilidades de ganar: El joven politólogo Gibrán Ramírez, el suplente de Monreal en el Senado, el lenguaraz y conflictivo Alejandro Rojas Díaz Durán.  Vamos, hasta el morenista radicado en Puebla, Pablo Salazar, dicen que sí se inscribió. Hay otros pero nadie los conoce.

La encuesta supuestamente ya se estuvo aplicando. Supuestamente la realizarían las empresas Covarrubias y Asociados (de Ana Cristina Covarrubias) y BGC (de Ulises Beltrán). Y supuestamente darán los resultados esta semana que empieza. Nadie está seguro de que las tres cosas anteriores sean definitivas.

Y los grupos se dieron con todo, destacando la beligerancia de declaraciones del octogenario Porfirio Muñoz Ledo, las críticas a todos y a toso por parte de Rojas Díaz Durán o los ataques envidiosos a la candidatura del joven Gibrán. ¿Pues no que a los de MORENA no les interesa el poder y los cargos y siempre luchan por el bien de México?

Puro cuento.

Les gusta y requetegusta las candidaturas y dirigir al Partido con sus millonarias prerrogativas. Salieron igualitos que los del PRI y el PAN, cuando se han peleado y dividido por las candidaturas y dirigencias. Vaya, el ex Presidente Felipe Calderón se largó del PAN por no soportar a Ricardo Anaya y hoy quiere tener su propio partido. Elba Esther Gordillo también se largó del PRI y fundó Nueva Alianza y hoy anda fundando Redes Sociales Progresistas. Y muchos casos más.

¿Se saldrán algunos inconformes de MORENA cuando no ganen la dirigencia nacional y estatales y querrán fundar su propio “MORENA renovado y recargado”? Lo dudo. No hay borracho que trague lumbre. Harán lo que les ordene su líder y fundador. Sólo Muñoz Ledo es capaz de romper (una vez más) con AMLO. Pero ya no está en edad para esas cosas.

Por cierto… ¿Qué pasará con MORENA cuando Andrés Manuel López Obrador ya no sea Presidente de la República y se haya ido a la Chingada (su rancho en Palenque, Chiapas), como él mismo ha prometido?

Sí. Se matarán todos contra todos. Casi literal.

 

About The Author

Related posts