04-12-2020 01:47:52 PM

Gobernaron con delincuentes

Por Alejandro Mondragón

 

Un hecho exhibe con crueldad hasta dónde llegó el morenovallismo en aras de encubrir el asesinato del menor José Luis Tlehuatlie Tamayo, durante la protesta en Chalchihuapan, aquel 9 de julio del 2014.

 

Es lo que retrata al grupo gobernante del poder de aquella época. Con tal de salvar el proyecto presidencial, se criminalizó al pueblo.

 

El tema es relevante porque jamás se indagó sobre esta acción, a pesar que el columnista Valentín Varillas Henaine, lo publicó el 27 de julio del mismo 2014 en el portal Status.

 

“El uniformado, aparentemente herido en el operativo de desalojo y presentado como víctima por parte del morenovallismo, narra -en un video difundido por medios electrónicos- los acontecimientos, evadiendo la responsabilidad de los elementos de seguridad pública en la muerte del menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo y mostrando a los manifestantes como auténticos delincuentes.

 

“No es la primera vez que Mario Tomás González Ricaño aparece en la prensa.

 

“El 9 de noviembre de 2011, el policía fue presentado por el propio procurador de Justicia del estado, Víctor Carrancá, como miembro de una peligrosa banda dedicada a la prostitución de menores y la trata de personas.

 

“Así como lo lee.

“La nota apareció en su momento en El Sol de Puebla, Lado B, Diario Cambio, Crónica, Cinco Radio, La Voz de la Sierra y Noticias Tepexi, entre otros.

 

“Los medios detallan, basados en la versión de las autoridades poblanas, un par de operativos en donde fueron rescatadas en total 11 víctimas de explotación sexual y trata de personas.

 

“En el segundo de ellos, realizado en Huauchinango y en donde se detuvo a Mario Tomás González Ricaño, policía estatal asignado a la comandancia de Tepexi de Rodríguez, fueron rescatados tres menores de 14, 16 y 17 años en condición de explotación sexual”.

 

Así, el morenovallismo convirtió en héroe a un pederasta y tratante de menores.

 

El propio Varillas se lo preguntó:

 

“¿Cómo es posible que el mismo gobierno primero lo exhiba como delincuente y después lo convierta en héroe?

 

“¿Víctima o victimario?

 

“¿Por qué está libre?

 

“¿Quién lo soltó?

 

“¿Cómo explicar que, con estos antecedentes, González Ricaño siga siendo parte de la policía estatal?

 

“¿Y las pruebas de confianza?

 

“¿Y la depuración de los cuerpos policíacos?

 

Eso fueron. Gobernaron con delincuentes. De seguir en el poder el morenovallismo, El Grillo hasta sería secretario de Seguridad Pública en Puebla.

 

Que no todo quede en manos de la justicia divina.

 

About The Author

Related posts