06-07-2020 09:19:25 PM

Antorcha: viejos agravios  

Por Valentín Varillas

En una etapa del diseño y operación del famoso proyecto presidencial, Rafael Moreno Valle pudo sumar a la organización Antorcha Campesina.

Muchos elementos se dieron en ese tiempo, que confirmaban la hipótesis.

Los más contundentes, se vieron en el plano de los acuerdos con alcances económicos y políticos, pero fueron sellados con elogios y alabanzas mutuas desde el discurso público.

Sobre todo, del lado de Aquiles Córdoba Morán, secretario general de la organización.  Mucha repercusión tuvieron sus palabras, durante una gira del mandatario poblano por Huitzilan de Serdán para inaugurar obras.

El “líder social” no escatimó elogios para el entonces gobernador.

Así se dio a conocer en el boletín oficial del evento:

“Córdova Morán agradeció a Moreno Valle por traer progreso a los municipios más apartados, calificó las obras como trascendentes por su inversión, en beneficio de los más pobres y marginados.”

“Destacó que el Cessa que puso en operación Moreno Valle, salvará vidas y los ciudadanos se lo agradecerán y además el país lo señalará como un pionero del México moderno que todos queremos construir”.

Así como lo lee.

Pero eso no fue todo.

Los párrafos más relevantes incluyeron frases que quedaron grabadas para la historia y que pueden enmarcarse dentro del salón de la fama de la zalamería y lambisconería hacia un gobernante:

“Obras de esta naturaleza realmente justifican el aplauso y agradecimiento de los ciudadanos a un gobernante como usted, que no escatima esfuerzos ni recursos para apoyar a esta gente. Creo que rebasa por mucho lo que sería su obligación y habla de usted como un hombre que no sólo entiende la política y la maneja con profesionalismo, sino que va más allá, que entiende al ser humano, se revela como un hombre humanista, conocedor del dolor y la necesidad ajena”.

“Por eso señor gobernador, reciba mi homenaje personal, el homenaje del antorchismo nacional y de los aquí presentes, por las obras tan importantes que trae a los habitantes de la región”.

¿Cómo ve?

Antorcha se sumó al proyecto presidencial de Moreno Valle a cambio de obras en su región, de una mayor influencia y cuotas políticas, como lo fue la candidatura de Juan Manuel Celis Aguirre por Atlixco, avalada por la coalición PRI-PVEM.

El amarre de Celis se hizo a través de una negociación con los operadores políticos del morenovallismo y no con la cúpula de los partidos que formaron la coalición que lo abanderó.

También fue parte del acuerdo, la caída de Salvador Escobedo Zoletto como candidato del PAN por ese distrito y su sustitución por Julieta Camacho Mata, un perfil absolutamente “prescindible” para los intereses políticos del morenovallista.

La relación entre el gobernador Moreno Valle y Antorcha Campesina transitó del odio más radical a los convenencieros y pragmáticos acuerdos.

Al principio de ese sexenio, en la oficina principal de Casa Puebla descansaba un expediente en donde se establecía que durante el sexenio de Mario Marín, los municipios gobernados por Antorcha habían recibido cerca de 200 millones de pesos para la realización de obras en sus comunidades.

Existían documentos en donde se comprobaban importantes irregularidades en el manejo de esos recursos, lo que suponía el inicio de procesos legales en contra de personajes cercanísimos a la cúpula antorchista y al propio Celis Aguirre.

Lejos de aplicar la ley, se optó por la negociación.

Antorcha no fue un dolor de cabeza para Rafael.

En los hechos, se trató de un aliado incondicional que estaba listo para sumar su capacidad de movilización nacional al tan anhelado sueño presidencial.

Al final, no se pudo.

RMV no pudo siquiera amarrar la candidatura.

Este contexto, sin embargo, ayuda mucho a entender la relación que hoy existe entre Antorcha y el poder político, en estos tiempos de la 4T.

About The Author

Related posts