10-07-2020 08:24:19 AM

AMLO: la eterna campaña

Por Valentín Varillas

La decisión del presidente López Obrador de regresar a sus giras por distintos estados de la República, en los niveles más altos de la pandemia, debe ser considerada como muy arriesgada en términos sanitarios y de salud pública.

No lo es, sin embargo, en lo político.

Y es que, el tema del proceso electoral del 2021, se ha convertido ya en la principal prioridad del inquilino de Palacio Nacional.

Pase lo que pase.

AMLO sabe que el púlpito mañanero lo que alcanza para consolidarse en el imaginario colectivo de los votantes potenciales.

Su presencia física es la que vende.

No importa si los aforos en sus próximas giras se van a ver reducidos al mínimo posible.

El que medios locales de comunicación den cuenta de sus visitas, de la entrega de apoyos y del sentido de su discurso, ya le suma más que la simple conferencia matutina, la virtual, la de lejos.

Le suma a él, que será el único y principal defensor de sus intereses  político-electorales.

El primero de ellos: el seguir gozando de la mayoría plena, absoluta, en la cámara baja del legislativo nacional y desde ahí, buscar una navegación tranquila, sin sobresaltos, en la segunda mitad de su sexenio.

Sí, el tema sí es personal.

López Obrador y sus asesores, saben de sobra que el sistema de partidos en México, aunque vigente como poseedor absoluto del monopolio de la competencia electoral, es repudiado en términos de opinión pública.

La gran mayoría ya no confía prácticamente en ninguno de los institutos políticos con registro en el país.

Por eso, la personalización absoluta y omnipotente del presidente le servirá para que su pueblo fiel llegue a la mampara el día de la elección y cruce en la boleta la opción que más le convenga al tlatoani.

A él única y exclusivamente.

No al país, mucho menos a Morena y sus aliados.

El giro discursivo lo veremos ya muy pronto.

Y servirá de paso para la distracción masiva de los efectos de la pandemia.

El círculo lo cierra las medidas que ya aplica este gobierno como parte de su “política asistencial”, que no será afectada en un centavo siquiera por la crisis económica que ya se vive y que crecerá exponencialmente en el corto plazo.

Sí, la entrega en efectivo por concepto de becas para estudiantes, apoyos a mujeres trabajadoras y personas de la tercera edad, será un factor de enorme peso en la determinación de ganadores y perdedores el próximo año.

Los miles de millones de pesos presupuestados para estas causas, se ha convertido en un importante pilar de la economía familiar para los beneficiarios, quienes pase lo que pase, no modificarán el sentido de su próximo voto, con tal de seguir recibiendo su dinero cada mes.

Estas “ayudas” tendrán todavía un mucho mayor valor, en el entorno económico complicado que se vaticina para el país en los próximos años.

En este contexto ¿qué más dan los picos de infectados?

Los récords en el número de muertos, que se rompen prácticamente cada 24 horas.

Los “nuevos tiempos” de la política mexicana, el cambio enarbolado por la famosa 4T, se parece espantosamente al pasado histórico del país.

Ese en donde tener el control absoluto del presupuesto, representaba una ventaja competitiva importante para el partido en el poder y para quien estuviera sentado en la silla presidencial.

En este “México diferente”, hoy más que nunca, la compra de conciencias sigue siendo la llave maestra que garantiza millones y millones de votos.

About The Author

Related posts