17-01-2020 09:13:47 PM

Antropófagos del poder

Por Alejandro Mondragón

 

Tanto costó a Morena llegar al poder para que en las primeras de cambio, sus huestes dinamiten un modelo diferente de gobierno en Puebla.

 

El peor enemigo de Morena está dentro. Es inocultable. Todos/as quisieron emular a Andrés Manuel López Obrador, pero la mayoría la cagó y la minoría se quedó en eso, en lo mínimo.

 

¿Qué necesidad de exhibir al gabinete de Luis Miguel Barbosa de dividido? ¿Qué ganan con tanto golpeteo político contra su secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla? Quien, por cierto, acabó por renunciar al cargo.

 

Si los duros del barbosismo pretende eliminar adversarios cuando apenas van cinco meses reales de administración, la cosa pinta para peor.

 

Ellos sólo alimentan la desconfianza del gobernador hacia su propio equipo, en aras de saciar su canibalismo.

 

Quizá desconozcan la historia, pero esas guerras intestinas suelen dejar paso a adversarios internos capaces de aniquilar a los suyos del pasado reciente.

 

¿Se imaginan las primeras acciones de Alejandro Armenta contra el barbosismo en 2024?

La llegada al poder de Morena en Puebla estuvo salpicada de amenazas, infiltraciones y traiciones, pero la izquierda se mantuvo firme, unida, hasta que llegaron al poder.

 

Alcaldesas y ediles sin rumbo, desórdenes administrativos y una incapacidad para gobernar antecedieron la llegada de Barbosa al poder.

 

Se espera que las cosas cambiaran, al menos con un discurso unificado, políticas públicas acordes a la 4T y una alternativa diferente, cercana al bolsillo de los poblanos, pero no.

 

El senador Armenta lanzándose contra el gobernador Barbosa y la alcaldesa Rivera Vivanco. Gabriel Biestro, en su papel de candidato auto impuesto a la alcaldía de Puebla, amén de andar en campaña en un año no electoral, se asume como vocero oficioso del barbosismo para exudar sus fobias.

 

El canibalismo político de Morena en su máxima expresión, mientras las políticas de la 4T simplemente no se ven, sienten y palpan. El esquema de super delegación resulto todo un desastre. El gobernador Barbosa sacándole las castañas del fuego a Rodrigo Abdala en el tema de los medicamentos para niños con cáncer.

 

Los ataques contra gobernantes de Morena sirven para que las huestes lopezobradoristas se sumen también a madrear. Es el colmo de toda estulticia.

 

De nada servirá llegar al poder y quedar esperanzado a otro milagro electoral de López Obrador, porque por si mismos, los señores y señoras de Morena nada más saben sabotearse, después de años de disputar el poder.

 

Apenas llegaron y se metieron el pie.

 

Vaya cosa.

 

About The Author

Related posts