14-11-2019 11:22:07 AM

El teleférico de la corrupción

Por Valentín Varillas

 

El 12 de agosto de 2014, el gobierno del estado de Puebla, a través de una adjudicación directa, le entregó a la empresa CEMS Constructora S.A de C.V el proyecto de construcción del Teleférico ubicado en la zona de Los Fuertes.

El monto del contrato fue de 166 millones 430 mil 260 pesos.

La obra, desde su génesis, estuvo llena de irregularidades.

De entrada, el que se le haya adjudicado directamente al contratista, sin licitación de por medio, a pesar de que por su alto costo, por ley procedía llevar a cabo una licitación pública.

Además, la empresa jamás presentó a la Secretaría de Infraestructura un expediente integral de obra, fundamental para dar certeza en el proceso de su desarrollo, como en el de las adquisiciones necesarias para llevar a buen puerto la misma.

Sin embargo, tal vez lo más escandaloso de la construcción de este teleférico, el que en teoría iba a ser una atracción turística importante para la capital del estado, además de un punto de encuentro y convivencia para las familias poblanas, son los sobrecostos.

Y es que, en varios conceptos, existen diferencias importantes entre el importe del presupuesto base y el del contratista.

Por ejemplo, en el concepto de “Albañilería y Azoteas” de la Estación Zaragoza, el importe del presupuesto base fue de $319,666.13 y el presentado por el contratista alcanza los $9,098,673.72.

Aquí existe una diferencia porcentual del 2746.3%.

Eso pagamos los poblanos de más, tan solo en este concepto.

Escandaloso.

Y esa es la constante, no la excepción, a lo largo del análisis.

 

Otros ejemplos:

Las “Cimentaciones” en la Estación del Centro Expositor representó 189.6% más de lo que tendrían que haber costado, al pasar de un presupuesto de $4,767,986.64 a $13,809,909.49 de dinero real pagado.

La “Rehabilitación de la Estación Existente” tuvo un sobrecosto de 146.8%

Vamos, hasta la construcción de las cisternas la pagamos los poblanos un 1034% más cara.

Todo esto hizo que el costo de la obra se disparara a 359.2 millones de pesos.

Así fue como Puebla, se hizo del teleférico más caro de todo el país.

Con una con longitud de 688 metros, el gobierno de Rafael Moreno Valle pagó 522 mil 93 pesos por metro.

La proporción es demencial si se compara con otros proyectos similares que operan en otros estados.

El de El Marqués, en Querétaro: con una longitud de 625 metros tuvo una inversión de 96.8 millones de pesos.

Es decir, el metro de la obra queretana costó apenas 154 mil 880 pesos, menos de la tercera parte del costo del proyecto poblano.

¿Más ejemplos?

Zacatecas: 650 metros con inversión de 86 millones.

Costo por metro: 132 mil 308 pesos.

 

Orizaba, Veracruz: 780 metros con inversión de 59.8 millones.

Costo por metro: 76 mil 667 pesos.

 

Torreón, Coahuila: 1,200 metros con una inversión de 150 millones.

Costo por metro: 125 mil pesos.

 

Durango: 750 metros que costaron al erario 90 millones de pesos.

Costo por metro: 120 mil pesos.

 

Chihuahua: 2,800 metros con una inversión de 250 millones.

Costo por metro: 89 mil 286 pesos.

 

Esto es corrupción al más alto nivel, un auténtico saqueo a las arcas del erario.

About The Author

Related posts