En 20 días se conocerá nueva tarifa del transporte público

Por Karina Fernández

 

Será después del 16 de septiembre cuando el gobierno del estado oficialice la nueva tarifa del transporte público y así como los compromisos que asumirán los concesionarios, revisiones y requisitos que deberán de cumplir tanto unidades como choferes de las mismas.

Así lo señaló el gobernador Miguel Barbosa Huerta quien no quiso destapar a cuánto podría incrementar el pasaje ni a partir de cuándo entraría en vigor aunque según versiones de los propios transportistas, podría alcanzar los 9 pesos y se aplicaría a partir de septiembre.

En rueda de prensa, el mandatario poblano reconoció que los transportistas han puesto otras peticiones en la mesa como ampliar a más de 10 años la antigüedad de las unidades, bajo el argumento de que en otros estados la renovación de las unidades llega a 15 años.

También han pedido reducir el costo de las licencias, que actualmente se expiden en 5 mil pesos; pero a cambio dejó en claro que se solicitará nueva documentación a los conductores con la finalidad de garantizar que no se repitan casos como el abuso de la menor en la Ruta 25.

“Hoy cuestan 5 mil pesos, vamos a bajarlas a la media nacional y sí vamos a pedir otros requisitos para que se expidan como carta de no antecedentes penales, por temas graves como el que vimos con la menor de la Ruta 25”, abundó.

Barbosa Huerta aseguró que su gobierno será un facilitador para que brinde un mejor servicio a los usuarios, y aunque dejó en claro que el gobierno no está en condiciones de otorgar financiamientos, se comprometió a conseguir convenios para ayudarlos en la renovación de las unidades.

En el caso del metrobús, recordó que la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) pasará a ser un Organismo Público Descentralizado (OPD) pues actualmente es parte de Carreteras de Cuota. Esto formará parte de una reforma que en breve se enviará al Congreso.

El mandatario poblano no quiso comprometerse a ampliar a cuatro las líneas bajo las cuales opera actualmente el sistema pero dejó en claro que seguirá funcionando, pues frenarse implicaría un retroceso para la ciudad de Puebla por la densidad poblacional con que cuenta.

About The Author

Related posts