Los Rojos

Por Alejandro Mondragón

 

En la pista del dinero en Puebla, las autoridades federales han hallado el hilo de la madeja, lo que ha significado (como lo adelantó el periodista Valentín Varillas) el bloqueo de cuentas de personajes muy cercanos al morenovallismo.

 

La acción no ha quedado ahí, sino también han intervenido cuentas de familiares, esposa, suegra, madre, hermana.

 

El tema va en serio.

 

La razón es muy simple porque las operaciones de lavado de dinero se ligan con el crimen organizado, en el mayor de los casos.

 

Los cruces hechos por los fiscales han permitido detectar tres operaciones delictivas que se entrelazaron, cuyo botín era lavado por ex funcionarios y autoridades.

Al negocio del huachicol habrá que sumarle otras dos actividades delictivas: el robo de trenes y los asaltos carreteros a trailers. Los tres eran parte de la misma operación.

 

Los delincuentes sacaban su parte del botín y lo demás era entregado, después venía la transacción de los productos en el mercado negro, cuya ganancia se entregaba para lavarla en el sistema financiero, inmobiliario, comercial y restaurantero.

 

Por eso, las autoridades federales, de manera paralela a las acciones de las locales, revisan propiedades, modo de vida, gastos y demás de:

 

Un ex operador político.

 

Un ex diputado local y Notario.

 

Una docena de ex secretarios del gobierno poblano.

 

Tres ex presidentes municipales.

 

Y medio centenar de empresarios, contratistas y constructores.

 

Unos salvarán la persecución local, pero difícilmente lo harán con la federal.

 

La mejor forma de apretarlos, será con las cuentas de sus familias.

 

About The Author

Related posts