Los Enriques, Alfaro y Cárdenas, por el control de Movimiento Ciudadano

Por Alejandro Mondragón

 

Quitar de la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano al morenovallista Fernando Morales Martínez para dejar el partido a Enrique Cárdenas, es la primera acción del grupo del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, en la búsqueda de bastiones para la sucesión presidencial del 2024.

 

En este laboratorio se encuentra el desistimiento de Sumamos para convertirse en partido político local, toda vez que el compromiso de Alfaro es brindarle MC a Cárdenas para lanzarse por la alcaldía de Puebla en el 2021, además de brindar candidaturas a diputados federales y locales a sus principales seguidores.

 

Se parte de los últimos datos electorales, en los que MC obtuvo más votos que partidos como el PRD y jugó un papel de mayor apertura que el PAN, instituto con el que jamás se identificó Cárdenas.

 

Enrique Alfaro jugó un papel de respaldo político en la pasada elección extraordinaria contra el hoy gobernador electo, Luis Miguel Barbosa.

 

A través de empresas como La Covacha, Euzen e Indatcom realizaron una campaña de guerra sucia contra Barbosa y Morena.

 

Tiene cuentas pendientes contra el gobierno de Barbosa, luego de que fue exhibido. De ahí que el camino más fácil sea quedarse con Movimiento Ciudadano y usarlo como contrapeso de Morena en el poder.

 

Tampoco crea que será fácil para Alfaro hacerse de MC en Puebla, pues el senador Dante Delgado lo considera un coto de poder, luego de la muerte del ex gobernador Rafael Moreno Valle.

 

Ya se intentó este año sacar a Fernando Morales del partido, tras su acuerdo oscuro con el PRI para respaldar a Enrique Doger.

Cárdenas pretende sumar a diversos liderazgos que lo respaldaron en campaña, como Gabriel Hinojosa, Gerardo Navarro, Verónica Mastretta y Javier del Castillo Guerrero.

 

El propósito será dinamitar obras en zonas urnas, mediante protestas como las que ya se registraron en el proyecto del paso deprimido Zavaleta-Camino Real a Cholula.

 

En la inconformidad ir construyendo su base electoral para el 2021. El desgaste de López Obrador será su mejor aliado.

 

El laboratorio ya está en marcha.

 

About The Author

Related posts