13-12-2019 07:07:37 AM

En el PAN nadie quiere, en Morena todos. En el PRI… ¿existe?

Por Rodolfo Rivera

 

De acuerdo a la nueva calendarización definida por el INE y como producto de la desaparición de la anterior Gobernadora, ha dado inicio el proceso electoral extraordinario que culminará el próximo 2 de junio, cuando esa noche tendremos nuevo mandatario en Puebla.

El detalle es que los partidos tienen procesos internos bien diferentes entre sí.

En el Partido Acción Nacional nadie quiere la candidatura.

En MORENA la quieren todos.

Y en el PRI… ¿sigue existiendo como partido en Puebla?

Los demás partiditos serán rémoras de otro en busca de subsistir y seguir mamando presupuesto… sus líderes, obvio.

El PAN, luego de la trágica muerte de quien los lideró –a fuerzas o no pero así era- durante los últimos ocho o nueve años, sigue sin digerir el hecho y está prácticamente deshecho y en la lona en las preferencias pre-electorales.

Quién lo hubiera podido pensar hace un par de meses, cuando a la fuerza también, se imponía en el TRIFE la decisión mayoritaria de Magistrados de reconocerle el triunfo a Martha Erika Alonso de Moreno Valle.

Todos pensábamos que el Maximato morenovallista continuaría a sangre y fuego al menos un sexenio más. Pero los que terminaron a sangre y fuego fueron sus líderes.

Hoy el PAN no tiene liderazgos reales. Genoveva Huerta no sabe ni hacia dónde dirigirse. A su Presidente Nacional nadie le hace caso. Sus “operadores” han huido o mejor se escondieron ante amenazas reales de cargar con ellos a la cárcel por viejos delitos de todo tipo. Y de precandidatos dispuestos a… perder, pues no hay nadie con intenciones reales.

Hoy el PAN –lo han confirmado TODAS las encuestas, por supuesto incluida la del BEAP, con la cual ahora sí curiosamente todos coinciden… vueltas que da la pinche vida- se encuentra en un muy lejano segundo lugar y MORENA le ganaría tres a uno si hoy fueran las elecciones para Gobernador.

Con esas preferencias nadie quiere ser candidato. Solo talibanes como Luis Paredes o ya hasta se habla de volver a llamar a Ana Tere Aranda, quien ya ni panista era. De morenovallistas o lo que queda de ellos… nadie. De mensos.

Así que al parecer, en el PAN están resignados a perder, hacer el menor de los ridículos y… solo les queda quedarse con el partido a los distintos grupos, en espera de mejores horizontes. Cómo cambiaron las cosas… pequeños.

En MORENA ocurre exactamente lo contrario.

Después de que el 8 de diciembre recibieron el balde de agua helada del TRIFE y todos sus liderazgos en aquel día estaban unidos contra la injusticia y apoyaban incondicionalmente la lucha que había encabezado Miguel Barbosa… ahora todos quieren ser candidato a Gobernador.

MORENA ganaría las elecciones al menos tres a uno –repito- al PAN y más de diez a uno al PRI o cualquiera de los demás partiditos. Y eso ha provocado que la codicia electoral ahora prive entre sus liderazgos.

Si con cualquier gana MORENA… ¿Por qué no he de ser yo el candidato?

Y esos liderazgos que peleaban unidos por el fraude cometido contra Miguel Barbosa y hasta se agarraron a golpes y jaloneos aquel terrible 3 de julio en el Hotel M&M… ahora ya no lo recuerdan y cuestionan que por qué tiene que ser Barbosa el candidato.

Todo indica que los únicos que serán valorados en la mentada encuesta de MORENA (realizada por el área respectiva de ese partido a nivel nacional, NO por ninguna empresa ni poblana ni de Cd. de México) serán los Senadores Nancy de la Sierra Arámburo, Alejandro Armenta Mier y el ya una vez candidato Luis Miguel Barbosa Huerta. Quedaron fuera los otros tres o cuatro que por puntada se habían “registrado” la semana pasada.

Nancy y Armenta dicen que por qué ellos no. Que tienen derecho y que tienen mejores números que Barbosa. El problema es que también TODAS las encuestas serias coinciden (imos) en que Barbosa es el precandidato más conocido y con mejores preferencias de los tres.

Pero hágalos entender. Ahora los encuestadores que antes éramos “los mejores”… ahora somos manipuladores y mentirosos. Cada proceso es lo mismo; en el BEAP ya hasta nos acostumbramos.

Ahora todos quieren, pues. Pero el candidato mejor posicionado se llama Miguel Barbosa. Punto. Y si la encuesta “oficial” se hace bien, los resultados serán muy similares a los que hemos publicado recientemente. Y desde luego habrá que ver qué decide quien realmente es el gran elector… que se llama Andrés Manuel López Obrador y que todo indica apoya el que Barbosa nuevamente sea el candidato. Solo hay que ver las señales que tanto se niegan a ver sus opositores. En fin.

Por eso, el proceso más interesante de esta elección es la interna de MORENA, no el 2 de junio como tal, cuando al parecer todo está decidido. Quien sea el candidato casi es seguro que ganará la constitucional. ¿Se entiende el interés de los nuevos participantes?

Igualito que en el PRI pero hace unos veinte o treinta años. Quien era el candidato ya era el Gobernador. Los pleitos se daban antes, por la nominación.

Así que solo es tiempo de esperar unas tres semanas para conocer el nombre del abanderado de MORENA al Gobierno de Puebla y casi seguro próximo Gobernador.

Eso sí. Les puedo asegurar que una vez que haya candidato en MORENA… todos los liderazgos se le unirán y votarán por él. Así son en MORENA. Lo he medido en una bola de Estados.

Y en el PRI… todos saben que va a perder, pero quienes se han anotado para ser candidato a Gobernador, realmente lo que desean es sobrevivir políticamente y obtener una candidatura plurinominal en el ya cercano 2021. A Diputado local, Federal o hasta a alguna Alcaldía. Lo que sea, el chiste es sobrevivir y ganar algo de lana con la campaña.

Pero el PRI ya no tiene ni dinero ni liderazgos reales que lo re-organicen. Si en 2000 se resquebrajó, ahora está casi muerto en todo el país. Nadie quiere votar por él. Jóvenes, mujeres y adultos lo rechazan. No lo quieren y no quieren jamás votar por él.

Por eso la mayoría de operadores y líderes regionales del tricolor ya se largaron… a MORENA. Es el único sitio donde ven futuro y donde los acogen de buena gana, por cierto. Una bola de priístas ya se fueron a MORENA abierta o soterradamente.

Y los que quedan “pelearán” la candidatura a Gobernador, a sabiendas de que perderán, pero buscando cómo negociar pluris y hasta espacios en el nuevo Gobierno. El PRI ya demostró a nivel nacional que sí apoyará a MORENA y al Presidente López Obrador. En Puebla no tendría por qué ser diferente.

Entonces… todo listo para que en las próximas tres semanas se definan candidatos de todos los partidos o alianzas.

Sí, como siempre… ¡puffff! ¡Aquí vamos otra vez!

 

About The Author

Related posts