La Cuarta Transformación se detiene… en Puebla

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

Estamos solamente a unos días –quizás horas- para saber finalmente cuál es el veredicto del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sobre la elección para Gobernador en Puebla.

Aunque cualquier cosa puede pasar hasta antes del 14 de diciembre –fecha en que debe tomar posesión el nuevo mandatario poblano, según la última reforma electoral poblana construida a modo por el morenovallismo-, muchos coincidimos en que seguramente el tema se resolverá en esta semana, pues el próximo sábado toma protesta como nuevo Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y es lógico que quiere llegar a ese momento sin ningún conflicto post-electoral importante.

Pero nadie sabe a ciencia cierta si los Magistrados del TRIFE tomarán una determinación esta semana o después. Nadie. Al momento TODAS son especulaciones.

Y sea cual sea el veredicto final, NADIE estaba seguro de cómo se resolvería. Que no vengan ahora geniecillos a asegurar que “lo habían dicho desde un principio” o cosas parecidas, porque hasta los mismos morenovallistas más encumbrados están que se comen las uñas al día de hoy por no saber en qué quedará todo el asunto.

Desde luego, reitero por enésima vez, una cosa es lo que determinen los Magistrados supuestamente imparciales del TRIFE… y otra es la que percibimos la enorme mayoría de poblanos que vivimos esa elección.

Todos vimos y atestiguamos decenas de irregularidades, todos hemos visto los problemas post-elección, el mal manejo de datos; los estudios de los académicos de la Universidad Iberoamericana que comprobaron lo que nosotros (el BEAP, pues) humildemente habíamos dicho desde el principio, o sea que los datos del PREP y cómputos distritales fueron visiblemente manipulados; la mapachera del Hotel M&M que desde luego que lo era; el rompimiento de la cadena de custodia de la paquetería electoral (con videos irrebatibles) y por supuesto la violencia el día de la elección, el robo de urnas, los muertos…

Por supuesto que fue una elección plagada de irregularidades e inconsistencias. Lo dijeron así los propios Magistrados en la anterior ponencia y por eso ordenaron el recuento total de los votos y casillas. Repito: Lo dijo José Luis Vargas Valdés y los Magistrados votaron a favor por UNANIMIDAD esa ponencia.

Sería completamente absurdo que esos mismos Magistrados hoy dijeran lo contrario. Que sí hubo irregularidades, pero “nomás poquitas” y que eso no movió la diferencia entre quien supuestamente ganó y quien perdió. Vaya, que seguramente debe haber más muertos para que sí se anule bien una elección (¡!).

Pero bueno. Ya sabemos que en la justicia mexicana, muchas veces una cosa es lo que TODOS ven y otra la que ven los Jueces. Y contra eso no se puede hacer nada. Y si no te gusta, pues te aguantas.

Sinceramente pienso que los Magistrados tienen que votar por la anulación de la elección de Gobernador en Puebla. Que no pueden seguir permitiendo sucias elecciones “de Estado” ni aquí ni en ningún otro lugar, ni a favor de ningún partido gobernante. Que no pueden jugar con la voluntad de cientos de miles de poblanos que salieron a votar libremente el 1 de julio.

Pero también repito… una cosa es lo que los poblanos opinemos mayoritariamente y otra la que deciden los Magistrados, amparados en una toga que los hace supuestamente infalibles.

Eso sí, los últimos días y el fin de semana escuché cualquier cantidad de rumores, la mayoría tendientes a que se anula la elección en Puebla. Y de fuentes verdaderamente importantes a nivel nacional. Incluso hay quien me asegura que en Gobierno del Estado (de Gali, pues), el viernes se giraron oficios a todas las Secretarías y Dependencias que tuvieran todo en perfecto orden porque era un hecho la repetición de la elección.

Quién sabe.

Pero por otro lado, no pocos morenovallistas cantan que su líder ya “llegó a un acuerdo” con AMLO para que le reconozcan el triunfo a su esposa, a cambio de que él (RMV) sea su aliado en el Senado como cabeza panista, para sacar adelante reformas morenas trascendentales que requieran mayoría calificada en el Congreso.

Además, pregonan con gusto los filorafaelistas, que su líder tiene ahora más aliados que lo defienden y abogan por su esposa, como los ahora “asesores empresariales” de AMLO que antes eran de la “mafia del poder” (Carlos Hank, Bernardo Gómez de Televisa, Salinas Pliego de TV Azteca, Olegario Vázquez Aldir de Imagen, Miguelito Aleman Magnani, etc.); además de Elba Esther Gordillo que ya regresó por sus fueros en el SNTE con la complacencia de AMLO y Esteban Moctezuma.

Vaya, que es cuestión de horas para que Martha Erika Alonso sea ratificada como Gobernadora electa de Puebla.

Quién sabe.

Eso sí, si todo esto último fuera cierto (alianza AMLO-RMV) y de lo que todos nos daríamos cuenta, no sé qué haría el nuevo Presidente para que los poblanos volvieran a confiar en él. Y qué haría con todos los políticos de MORENA (incluidos Senadores, Diputados federales, locales, Alcaldes y centenas de miles de simpatizantes, que se han estado matando para hacerle saber que en Puebla hubo fraude) para que le volvieran a creer.

Tomando en cuenta lo anterior… estamos a días o a horas, de saber si la Cuarta Transformación fue cierta en Puebla o fue puro cuento.

Lo sé, lo saben… lo sabemos.

 

About The Author

Related posts