04-08-2021 04:08:00 PM

Del Mazo, Peña, Peñaloza, Hank y Moreno Valle, Grupo Atlacomulco

Por Alejandro Mondragón

Los vasos comunicantes entre Puebla y el Estado de México para el flujo de recursos que toda millonaria campaña requiere, se han llenado desde hace unos años.

Datos duros:

Alfredo del Mazo (hoy candidato de la alianza PRI, Panal, PVEM y Encuentro Social en el Estado de México) fue director de Banobras en el periodo 2012-2015.

Y el Banco Nacional de Obras y Servicios validó todas las magnas del morenovallismo, donde participaron principalmente las empresas del Grupo Atlacomulco, su origen.

Según datos de Banobras, durante la gestión de Del Mazo, se autorizó que 10 mil 742 millones de pesos federales se aplicaran a fondo perdido en las obras y proyectos del sexenio morenovallista.

Con esa intervención clave de Banobras, dos empresarios amigos del ex gobernador de Puebla resultaron los grandes beneficiarios de las obras morenovallistas: Carlos Hank y David Peñaloza Alanís.

ALPOR23MAT

Los dos son financieros del Grupo Atlacomulco y hoy patrocinadores de la campaña de Alfredo Del Mazo, primo de Peña Nieto.

Datos oficiales revelan que las firmas donde participan Hank y Peñaloza ganaron obras y concesiones por 26 mil 212 millones de pesos en Puebla, durante el sexenio morenovallista.

Tal cantidad representó 34 por ciento del presupuesto estatal: fue seis veces más del gasto que ejerce la capital poblana y cuatro veces lo que maneja en subsidios anuales la BUAP.

Hank y Peñaloza figuran hoy en la lista de Forbes como los nuevos millonarios de México. El primero con una fortuna de mil 900 millones de dólares; el segundo con mil 200 millones de dólares.

Para financiar proyectos carreteros, de transporte y turísticos, Banobras liberó 5 mil 242 millones, durante la gestión de Moreno Valle.

Los proyectos que fueron financiados son la construcción de la carretera México-Tuxpan en su tramo Nuevo Necaxa-Ávila Camacho-Tihuatlán, los corredores 1 y 2 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), mejor conocido como Metrobús, así como el Museo Internacional Barroco (MIB).

Los recursos para el Metrobús de Puebla son los más altos que Banobras entregó en el país, durante la gestión de Del Mazo.

Entre 2012 y 2014, asignó 3 mil 499 millones de pesos para la operación de dos líneas de la RUTA.

Para la ejecución del Museo Internacional Barroco, el gobierno federal destinó un presupuesto por 1 mil 743 millones de pesos, cantidad que representa el 23.8 por ciento del costo total del proyecto, el cual asciende a 7 mil 300 millones.

El MIB, que se construyó en el Ecoparque Metropolitano, tuvo un costo final de 7 mil 300 millones de pesos, los cuales se pagan a la empresa La Peninsular Compañía Constructora, de Carlos Hank, por un periodo de 23 años, por la construcción, operación y mantenimiento del inmueble.

Y con 5 mil 500 millones de pesos, Banobras financió los trabajos del segundo piso de la autopista México-Puebla, obra magna que construyeron Pinfra de Peñaloza y OHL con su subsidiaria mexicana Constructora de Proyectos Viales de México, la cual lleva en consorcio a La Peninsular, empresa del Grupo Hermes, de Hank. Negocio redondo.

EL CAPITAL PEÑISTA

El 24 de mayo de 2006, se fundó la empresa Eolo Plus para la renta y venta de aeronaves privadas en sociedad con David Peñaloza, Higa de Armando Hinojosa Cantú y Grupo Hermes de los Hank. Ellos monopolizan el mercado de los helicópteros Agusta.

Siguiendo la línea del dinero, Grupo Hermes -donde tienen capital conjunto Hank e Hinojosa, y por la vía de Interacciones financian proyectos de Peñaloza- es el eslabón que une las ligas financieras de Peña y Moreno Valle, cuyos intereses confluyen en el Estado de México con otro de los suyos: Del Mazo.

Interacciones, que pertenece a Grupo Hermes, operó una línea de crédito del gobierno de Puebla por 3 mil 252 millones de pesos con vencimiento al 2033.

Hermes maneja el fideicomiso bancario de Agua de México por 3 mil 800 millones de pesos a cambio del cobro del servicio de agua potable en Puebla por los próximos 30 años.

El Soapap fue privatizado a un grupo de empresas nacionales, donde figura Hermes, operadora de los intereses del Grupo Atlacomulco, al que pertenece Peña Nieto y se vincula el gobernador de Puebla.

Grupo Concesionario de México (Pinfra-Opervite), de David Peñaloza, ganó la concesión de la red de carreteras en Puebla por 2 mil 500 millones de pesos para explotarla por 30 años. Contó con la complicidad de La Peninsular en la licitación y el respaldo en la colocación bursátil por la vía de Interacciones.

El proyecto más jugoso es el segundo piso de la autopista México-Puebla, pues representó una inversión de 10 mil 500 millones de pesos.

Los intereses económicos están de por medio, Eduardo Rivera, Margarita Zavala, Ricardo Anaya y Calderón son el pretexto para no meter las manos en el PAN.

okmondras

About The Author

Related posts