28-10-2021 11:50:52 AM

Aduna, el gallero del sexenio

Por Alejandro Mondragón

La campaña por la gubernatura en el 2010 estaba al rojo vivo.

El equipo cercano al candidato Rafael Moreno Valle buscaba cuidarlo ante un eventual atentado, por los intereses que afectaría con la derrota del marinismo.

De pronto, una Suburban blindada apareció para el servicio del candidato de la alianza Compromiso por Puebla.

El empresario poblano Jorge Aduna Villavicencio prestó la camioneta blindada para que la pudiera utilizar, el tiempo que quisiera, durante sus traslados terrestres.

El vehículo lo usó Moreno Valle hasta los primeros meses de su gestión cuando logró establecer su propia seguridad que incluyó el uso más cotidiano del helicóptero Agusta.

Se desconoce cómo llegó y quién llevó a Aduna a la campaña, pero tiempo después gracias a la intermediación de los secretarios de Turismo, Ángel Trauwitz y de Desarrollo Económico, Pablo Rodríguez Regordosa, obtuvo la concesión del palenque de gallos de la Feria de Puebla.

Esclarece la Fiscalía el caso de 6 personas reportadas como noHasta la fecha, su empresa Gallística del Noroeste con sus socios Miguel Angel Cejo y Manuel Lucero, mantiene el negocio del palenque.

Los actuales titulares, Roberto Trauwitz y Cabalán Macari, están muy contentos con la concesionaria de los Gallos. Los morenovallistas siempre han gozado de las mejores entradas para los grandes cantantes que se presentan, durante la temporada de Feria. Ya viene la 2016.

Es precisamente este Jorge Aduna Villavicencio, quien mandó a asesinar a los seis jóvenes de Lomas de San Miguel y que posteriormente fueron descuartizados e incinerados, según lo reportó este fin de semana el fiscal Víctor Carrancá.

Aunque la versión oficial señala al robo como motivo de la muerte de los jóvenes, en realidad se sabe -por vecinos- que existió una agresión sexual a un familiar del empresario que éste no pudo soportar.

Por eso, no denunció. Los investigó y los mandó a asesinar. Se cobró la Ley con su propia mano. Estos jóvenes operaban en la zona. Fueron quienes habrían robado, semanas atrás, la casa del propio fiscal Víctor Carrancá, sin que la autoridad hiciera algo.

Con toda impunidad, la banda entró a la casa de Aduna para además de asaltar, agredir sexualmente al familiar que estaba, desgraciadamente, en el lugar de los hechos.

Aduna había enfrentado hace un par de años un intento de robo de las ganancias del día del palenque. Salvó la vida precisamente porque iba adentro de la camioneta blindada que prestó al hoy gobernador.

Un sistema poblano de justicia rebasado, donde se combate hoy la impunidad con linchamientos o mandando a matar a los delincuentes.

Vaya dilema.

Puebla es una olla exprés.

abajomondras

About The Author

Related posts