30-11-2021 12:59:55 PM

Se confabulan BUAP y TSJ contra medios digitales

Por Alejandro Mondragón

Lo que faltaba en la BUAP: influyentismo y utilización del poder judicial contra los medios de comunicación que osan criticar al Tío Poncho Esparza o a algún director de Facultad.

Por instrucciones del rector, la BUAP interpuso una demanda por daño moral y perjuicios contra el director del medio digital, Moviendoideas, Adán Morales.

El recurso legal lo promovió el director de la Facultad de Derecho, Carlos Alberto Morales Sánchez, quien aprovechó que uno de los docentes y operador legal de dicha unidad académica, Armando Pérez Acevedo, es el Juez Especializado en Materia Civil de Puebla  para amedrentar al medio.

El expediente es el número 1283/2015/4C.

movideas

¿Cómo se permite que el juez Pérez Acevedo convoque a la conciliación de intereses entre periodista y director de la BUAP si al mismo tiempo es asesor del demandante?

En Puebla, se vale ser juez y parte.

El operador de Moreno en la BUAP defendiéndolo en tribunales, como juez.

Vaya caso.

Pérez Acevedo ha enfrentado diversas denuncias por su comportamiento en el Tribunal Superior de Justicia.

De acuerdo con la denuncia presentada por la ciudadana Gabriela Palacios Sánchez, Armando Pérez Acevedo colaboró en una confabulación para participar en un juicio simulado de la empresa FHTDA Santo Domingo SA de CV para recuperar 3’668,729.03 (tres millones seiscientos sesenta y ocho mil setecientos veintinueve pesos con tres centavo MN) que ya le habían asegurado a su favor, de los 10 millones más intereses que había reclamado.

Los funcionarios que estarían siendo investigados son: Armando Pérez Acevedo, juez cuarto de lo civil; María Rosalba Pantoja Vázquez, juez octavo de lo civil; Carlos Enrique Rojas Placencia, director general de la Comisión Administrativa de la Junta de Administración del TSJ, y Héctor Efrén Heredia Saucedo, jefe del Departamento de Depósitos y Fianzas.

Y es que el dinero embargado fue remitido al Tribunal Superior de Justicia en el Estado, a través de su cuenta concentradora en el propio banco BBVA Bancomer SA, lo que hacía aún más segura la garantía de pago que tenia Gabriela Sánchez, puesto que la cantidad embargada estaba en las arcas del Tribunal Superior de Justicia del Estado, pero no fue así.

La justicia en tiempos del morenovallismo, ahora al servicio de intereses de grupo en la BUAP.

NOTA BENE

El año empezó caliente en la BUAP: robo de autos al interior del campus sin que las millonarias cámaras de vigilancia captaran algo, Esparza despide a director por corrupto y manda en su lugar a una de sus sobrinas consentidas de tapadera y…

abajomondras

About The Author

Related posts