24-01-2022 01:46:46 AM

Devaluación política sexenal

Por Alejandro Mondragón

Desde los primeros cien días de gobierno, el Buró de Estrategias y Análisis de Poder, encabezado por Rodolfo Rivera Pacheco, lleva una medición mensual del nivel de aprobación popular de Rafael Moreno Valle en Puebla.

Al cumplirse los primeros 100 días, el mandatario gozaba de un nivel aprobatorio del 7, pero en el corte del mes de agosto del 2015 reporta una calificación del 3.8.

El punto más alto de su aprobación ocurrió en los meses de las elecciones locales del 2013, donde arrasó, pero en julio del 2014 inició una caída sostenida en la imagen popular del góber.

Fueron los hechos violentos que derivaron en la muerte del menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo en el enfrentamiento en Chalchihuapan y la posterior criminalización de la protesta social.

RMVTantos opositores en la cárcel, periodistas perseguidos, empresarios auditados, calles cerradas, foto multas, caos vehicular en la regularización ambiental, caro y malo el servicio de agua potable, aumento en peajes carreteros, obras a precio alzado, extorsiones policiacas y la gradual perdida de confianza han creado un ambiente adverso.

Eso explica el giro en la política asistencialista del gobierno y la urgencia de regalar todo a los poblanos para congraciarse.

Tan fácil como vender mejor un helicóptero, caminar las calles de Puebla y aplicar la justicia a secas.

Hoy, son más los que desaprueban al gobernador que quienes lo aprueban.

Y en este entorno no entran las redes sociales, terreno perdido para el grupo gobernante. Todo por querer imponer mentiras como verdades por la vía de Bots y Trolls.

La elección intermedia federal del 2015 se perdió porque en junio de este año ya predominaba el rechazo más que la aceptación.

Hoy se quiere revertir el status quo del rechazo social mediante golpes para subir la imagen del mandatario poblano en el mercado lopezobradorista.

Lo sorprendente es que en lugar de resolver estructuralmente los problemas de agua potable o el encarcelamiento de opositores, se prefiere regalar pañales, mochilas, boletos de fut y hasta traer un perro que canta al nuevo estadio de futbol.

abajomondras

About The Author

Related posts