24-01-2022 12:50:32 AM

Denuncian malos manejos en la BUAP

Por Shanik David

Las autoridades de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla se resisten a dar solución a los jubilados de la universidad, quienes iniciaron una movilización desde febrero con la cual pide se homologue su aumento salarial al que se le dio a los trabajadores en activo, bajo el argumento de que no se cuentan con recursos económicos para cubrir el gasto que representaría este pago a los pensionados.

Sin embargo, en este mismo período la universidad ha emprendido una serie de obras y proyectos que carecen de utilidad pero en los cuales se han destinado altas cantidades de dinero que pudieron haber sido empleadas para otras cosas, acusó José Guadalupe Romero, líder del Movimiento de Trabajadores Administrativos y Sindicalizados de la Buap.

Señaló por ejemplo la construcción de un elevador en el Edificio Carolino, el cual tiene acceso únicamente a la oficina del secretario general, René Valdiviezo; esta obra, según informó la propia Buap a través de solicitudes de información, fue adjudicado de manera directa a la empresa Serretecno S.A. de C.V., por un monto de 1.5 millones de pesos.

El líder de trabajadores además apuntó el caso del Parque Lineal Universitario, obra impulsada principalmente por el gobierno del estado y con la cual se pretende conectar por medio de una ciclopista Ciudad Universitaria con el Edificio Carolino; para esta obra, la universidad pago 15 millones de pesos.

Un caso más reciente ha sido la colocación de enrejados en diferentes inmuebles de la universidad, como es el Carolino o la Dirección Administrativa Escolar, en Ciudad Universitaria, obra de la cual no se tiene una explicación concreta o se demuestra una utilidad real, y aunque no se tiene reporte de cuánto se ha destinado para esto, representa otro derroche de recursos.

Romero comentó que con este dinero se hubiera podido apoyar a los jubilados, quienes sólo piden que se cumpla lo establecido en el Contrato Colectivo de Trabajo, en el cual se indica que los aumentos salariales deben ser parejos tanto para trabajadores en activo como pensionados.

Incluso, comentó que en los últimos meses la universidad ha generado recursos adicionales con el proceso de admisión, los cuales podrían utilizarse para los jubilados.

Explicó que los cerca de 30 mil jóvenes que resultaron rechazados en las diferentes etapas del proceso de ingreso, pagaron en total 8 millones de pesos a la universidad, por concepto de las tarifas para los exámenes y demás gastos que se generan para ingresar.

Estos jóvenes que no lograron entrar a la Buap, ya no representan un gasto para la universidad, por lo que esos 8 millones no necesitarían ser empleados para sus gastos académicos y quedan libres para su uso en la universidad.

Este monto cubre puntualmente lo que se requiere para el pago del aumento de los jubilados, por lo que, si hubiera disposición de las autoridades, ya se hubiera empleado para las pensiones, acusó Romero.

About The Author

Related posts