03-12-2021 04:01:04 PM

Chalchihuapan: Las plumas complacientes

Por: Juan Manuel Mecinas

Durante el primer aniversario del caso Chalchihuapan, las plumas cercanas al gobierno de Puebla escribieron al respecto, pero sin criticar a quien de facto es su jefe y a quien con su silencio protegen.

mecinas13Las plumas complacientes prefirieron criticar la versión del ombudsman nacional o insistir en la ínfima adhesión al movimiento político que se genera alrededor de doña Elia Tamayo (madre del menor muerto, José Luis Tehuatlie). También criticaron, con mucha razón, la voracidad de políticos y activistas que abruman a la señora Tamayo, en su mayoría preocupados por ver correr sangre en el rostro del enemigo (morenovallista), y no por ver satisfechas las legítimas demandas de la principal víctima en toda esta tragedia.

Sin embargo, sobre el gobierno de su jefe, ni asomo de crítica.

Empero, ni las plumas complacientes ni el gobierno del Estado han logrado desvirtuar dos aspectos:

Por una parte, la imagen autoritaria de Moreno Valle. El mote de “Gober Bala” para el Rafael Moreno Valle parece que persistirá. Su equivocación en la propuesta de reforma de aquel mayo de 2014, en la que pedía utilizar armas de fuego para dispersar manifestaciones, nunca fue reconocida y, por ende, tampoco fue subsanada. Si Mario Marín fue el “Gober Precioso”, Moreno Valle es el “Gober Bala”. Esa es la analogía que menos quieren oír en Casa Puebla, pero es la que más se repite. De ese tamaño es el error aupado por la necedad y alentado por una estrategia errónea que muestra a un gobernador autoritario y distante. La última prueba al respecto se dio precisamente la semana pasada, justo cuando se cumplía el aniversario del caso que marcó a su gobierno: el gobernador se fue de vacaciones.

Nadie niega que toda persona tiene derecho a descansar, pero tampoco puede olvidarse que los momentos en política importan y que un aspirante a ocupar la silla presidencial no puede mostrarse tan mezquino; tan indiferente.

Por otra parte, la imagen de un gobierno sin versión oficial. El gobierno poblano admitió la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pero sus plumas insisten en la falsedad de la versión del ombudsman. La recomendación de la CNDH es contraria a la versión del gobierno del Estado por la sencilla razón de que responsabiliza al gobierno morenovallista de causar la lesión que provocó la muerte de José Luis Tehuatlie y de ser incapaz de negociar con un poco de criterio y tolerancia.

Si ello es así, y ante la insistencia de las plumas complacientes, cabe preguntar ¿Cuál es la versión del gobierno poblano? ¿Qué pasó durante el desalojo del 9 de julio de 2014, según el gobierno de Moreno Valle?

Las plumas del régimen, sobra decir, no imaginan éstas y otras dudas.

Por último, las plumas complacientes muestran su ignorancia. Exigen que quienes criticamos la labor del gobierno de Puebla en el caso Chalchihuapan demostremos la veracidad de nuestros dichos, pero olvidan que la lógica gubernamental y democrática  dicta exactamente lo contrario: quien debe proporcionar una versión veraz y con pruebas es el gobierno del Estado.

Ignoran que el responsable de indagar es el gobierno cuya versión quedó desdibujada; el gobierno de imagen autoritaria como sello perenne.

Una duda flota en el ambiente en relación a las plumas complacientes: ¿Ignoran o quieren ignorar que ignoran?

Tiempo extra

Primero. Felicitaciones a todos los que hacen posible StatusPuebla por el nuevo formato de su portal. Felicitaciones a sus Directores y a todos los que hacen posible que sea la plataforma crítica de Puebla.

Segundo. En política, las coincidencias no son tales. Que el Chapo se haya fugado después de las elecciones, cuando el Presidente y el Secretario de Gobernación están a bordo de un avión, y que tantas veces se haya insistido en la no extradición a Estados Unidos de Guzmán Loera, no son coincidencias. En 2001 dijeron que escapó en un cubo de basura; ahora dicen que fue a través de un túnel. En el imaginario popular, todo hace pensar que escapó como los toreros cuando triunfan: por la puerta grande.

abajomecinas

 

About The Author

Related posts