20-01-2022 05:00:20 AM

En Ajalpan también hubo balas de goma

puntos04adentro

puntos04adentro

Casi un mes y medio antes de que una bala de goma le reventara la cabeza a José Luis Alberto Tehuatlié Tamayo en las inmediaciones de Chalchihuapan, vecinos de Ajalpan registraban los primeros impactos de ese tipo de armamento en sus cuerpos tras la aprobación de la llamada Ley Bala.

Ayer, un grupo encabezado por Ramón Rosas Martínez,  acompañados por Javier Montes Bautista, presidente auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan e integrante de la Coordinadora Estatal de la Defensa de la Identidad de los Pueblos (CEDIP), denunció que el pasado 27 de mayo la policía estatal y granaderos desalojó una manifestación que se había plantado en la plaza principal de ese municipio mixteco en protesta por operativos que puso en marcha la administración del panista Gustavo Lara Torres para obligar a motociclistas al uso de casco de protección.

De acuerdo Rosas Martínez, la manifestación se salió de control por que hubo gente infiltrada por parte del ayuntamiento que prendió fuego a papeles y neumáticos frente al palacio municipal.

“Cuando se desbordó un poquito (la manifestación) fue cuando ya intervinieron ellos, como estaba llena la explanada la gente pensó que eran balas de verdad y se tiró en las jardineras de lo que es el parque, unos corrieron, otros se tiraron y cada quién se defendió como pudo. Yo tenía la percepción, en ese momento, que habían detenido a varios, porque me detienen a mi pero yo escuchaba como decían, deténganlo, deténganlo”.

Rosas Martínez acusó que en su detención lo golpearon y patearon y lo llevaron a rastras desde donde fue detenido hasta los separos de la policía municipal, en donde también se recluyó a tres personas más.

También señalaron que fueron cinco los lesionados, entre ellos un menor de 12 años, y que algunos de ellos incluso ya dejaron la comunidad por temor a represalias.

Durante la rueda de prensa se mostraron algunos de los proyectiles usados durante el desalojo policial y se asemejan a los utilizados el 9 de julio en el kilómetro 14 de la autopista Puebla-Atlixco, en los linderos de Chalchihuapan donde resultó herido de muerte José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo.

Autoridades con antecedentes delictivos

Durante la rueda de prensa se señaló que parte del conflicto deriva del rechazo de los quejosos en contra de las autoridades municipales, especialmente de los regidores de gobernación Joel González García, de Industria y Comercio, Diego Xincaxtle Lezama y el suplemente del alcalde Fausto Hernández Montalvo a quienes acusan de contar con antecedentes criminales relacionados con el robo de combustible y homicidio.

Una acusación que no es nueva, el 11 de febrero de este año, el diario La Jornada de Oriente publicó la denuncia presentada por un grupo de ciudadanos encabezados por Rosas Martínez en donde se señalaba a los mismos personajes y sus ligas con el crimen organizado.

En aquella dirigido a los integrantes de la LIX Legislatura y al Ombudsman poblano, en donde relataron que en 2010, Joel González García “con sus cómplices” arrojaron a un barranco a Pedro de Jesús Cortez, “por ser su contrario político” (sic). El fallecimiento motivó la Constancia de Hechos 2192/ 2010 y posteriormente la averiguación previa 3059/2010 TEH, sin embargo “este crimen quedó sin investigación”, afirmaron.

En la rueda de prensa ofrecida la mañana de ayer Rosas Martínez sostuvo además que los intentos por remover a estos personajes han sido frenados por el presidente estatal del Partido Acción Nacional, RafaelMicalco, quién lo ha protegido, pues Xincaxtle Lezama fue delegado del gobierno del panista Rafael Moreno Valle Rosas y coordinador de enlace legislativo del diputado federal y presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Rafael Micalco Méndez.

About The Author

Related posts