28-10-2021 06:19:26 AM

El 53% de los mexicanos no puede adquirir la canasta alimentaria

sindinero28

Publica El Financiero que el ingreso laboral per cápita de los mexicanos perdió 5.76 por ciento real de su poder adquisitivo en el primer trimestre frente a igual lapso de 2013, con lo que liga cinco caídas trimestrales, según datos del Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza, del Coneval.

sindinero28En el primer trimestre de 2014 el ingreso laboral per cápita de los mexicanos perdió 5.76 por ciento de su poder adquisitivo en términos reales respecto al mismo periodo del año anterior, reveló el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) publicado ayer por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Es decir, los mexicanos dejaron de recibir 80.43 pesos, pues mientras en el primer trimestre de 2014 el ingreso en términos reales se ubicó en mil 317.76 pesos, en igual periodo pero de 2013 esa percepción fue de mil 398.19 pesos.

Cabe mencionar que el ingreso laboral per cápita se encuentra a la baja desde el primer trimestre del 2013, cuando se ubicó en mil 398.19 pesos, de tal forma que la renta de los mexicanos suma cinco trimestres a la baja.

Como consecuencia de la caída del ingreso laboral per cápita, el Coneval reportó un aumento de 3.46 por ciento a tasa anual en la pobreza vinculada a los salarios en el primer trimestre de 2014.

Ese porcentaje implica que a nivel nacional 53 por ciento de la población no puede adquirir la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo.

La pobreza laboral aumentó más en el ámbito urbano, en donde el ITLP sufrió un incremento de 4.17 por ciento en el primer trimestre del año respecto de igual periodo del año pasado, en tanto, en la zona rural el índice registró un alza de 1.57 por ciento.

Leticia Armenta, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, campus ciudad de México, señaló que la caída del ingreso laboral refleja el impacto de la reforma fiscal que encareció un conjunto de bienes y productos a los que las familias estaban habituados pero que dejaron de consumir.

Miguel Reyes, coordinador del Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana, campus Puebla, consideró que en el periodo que reporta Coneval hay un contrasentido porque hubo aumento en los precios pero el ingreso fue en picada como parte de un “control” de los salarios y costos laborales para atraer inversiones, aunque ello no siempre se traduzca en crecimiento.

Los expertos coincidieron en que el ingreso laboral también fue impactado por la falta de creación de empleos porque con la reforma fiscal el empresario detuvo parte de sus gastos y eso implicó menos contrataciones.

About The Author

Related posts