30-11-2021 12:22:32 PM

Seguro para desastres no aplica para lluvias por caro

El gobierno del estado de Puebla necesita, de acuerdo a una valoración inicial, 700 millones de pesos para reparar las afectaciones tras el paso de los fenomenos “Ingrid” y “Manuel”, excluyendo el campo porque ahí aplicará el seguro para desastres naturales contratado por el Ejecutivo.

A quince días del paso de los fenómenos meteorológicos el número de municipios poblanos registrados en el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) aumentó de 25 a 31 y el monto de los daños 387 a 700 millones de pesos.

Al respecto el gobernador anunció su intención de comenzar los trabajos de reconstrucción la próxima semana con la reubicación de viviendas en Huixtla, del municipio de Tlaola, con la presencia del presidente Enrique Peña Nieto o en su defecto del secretario de Energía, Pedro Joaquín Codwell, que es el responsable de la contingencia en Puebla.

En paralelo ese día también está programada una reunión del Comité Técnico del Fonden para que a su vez los subcomites de vivienda, hidráulico y de infraestuctura definan con exactitud los montos de los daños para transmitir la información a la Secretaría federal de Gobernación, que tendría 7 días para determinar el monto de la afectación y en base a ello fondear el recurso en donde el gobierno federal aportaría el 50 por ciento y el estado el otro 50 por ciento.

Rafael Moreno Valle aclaró que ese presupuesto será adicional a lo que se ejercerá en apoyo al campo tras la contingencia toda vez que en ese sector aplicará el seguro para desastres naturales.

En ese sentido, y con respecto a la infraestructura carretera, explicó que el monto del deducible que tendría que pagar el gobierno del Estado es elevado en términos del monto total de la contingencia, y por ello la mejor decisión es acceder a los recursos del Fondo para la Reconstrucción (Fonrec), que es un apoyo extraordinario que tiene el gobierno federal a través de Banobras para atender la contra parte estatal de Fonden.

“Nos parece la mejor decisión porque cuenta como aportación estatal, se suma la aportación federal, y nos permite atender la contingencia sin sacrificar los proyectos y programas que teníamos para este ejercicio presupuestal mientras que el pago del deducible del seguro implicaría tener que usar recursos de participaciones porque es considerado como gasto corriente, esa es la estrategia para los próximos días”.

En paralelo afirmó que se realizan los proyectos ejecutivos de las carreteras y puentes dañados y se adquieren predios para construcción de viviendas para que en cuanto se liberen los recursos se inicien los trabajos.

About The Author

Related posts