28-10-2021 07:17:49 AM

La Feria de Puebla, muy lejos de lo prometido

A ocho días de su inicio en el Centro Expositor y de Convenciones de la zona de los fuertes, los poblanos consideran que el festejo está muy lejos de ser catalogado como uno de los mejores del país e hicieron notar que elementos fundamentales como la falta de botes de basura en los pasillos y la limpieza de baños son la constante al interior del recinto “como en las ferias de pueblo”.

Este fin de semana, miles de poblanos  y turistas, se dieron cita en el inmueble  para ver qué les esperaba en la tradicional Feria de Mayo que se suspendió por tres años.

“La hora  marcada para abrir las puertas es a las once, pero nosotros que venimos para esta hora para no encontrar tanta gente y resulta que no hay nada, los stands todavía no abren,  la zona de comida la abren muy tarde y no hay nada qué hacer  a esta hora”, manifestó Aurora Morales, en un sondeo realizado en el que otros visitantes coincidieron en lo mismo.

Tras el pago del boleto, 15 pesos, inicia el recorrido por el Pabellón Puebla, donde se da muestra en gran parte de lo que produce la entidad y  los pocos contenedores de basura que hay, continúa el  “obligado” paso por los stands comerciales, donde los pasillos son muy estrechos,; sigue el área  de expositores artesanales, “pero está mejor  el tianguis de Analco, hay más cosas”, expresó  Alma Delia, “no me gusta, está horrible, los quince pesos que pagué a la entrada no valen la pena”, añadió.

En tanto, los propios expositores y artesanos reportaron bajas ventas a diferencia de otros años, además que desconfían de dejar su puesto solo por las noches cuando cierran, “porque no hay vigilancia, otros años había policías y te podías ir  seguro, si te vas qué tal si alguien se mete y te roba la mercancía”, dijo  César López, comerciante.

La inversión que hicieron para sus stands es variada,  lo mínimo va desde los 10 mil pesos, aunque confían en que  recuperarán solamente lo invertido.

“Aquí en la zona de comida me parece que le falta, no tiene vida, además que sólo hay puro alcohol y  está muy caro y no hay mucho”, dijo Rosa proveniente de Teziutlán, quien también lamentó la falta de limpieza en los sanitarios.

De acuerdo con el reporte de los organizadores de la Feria, en este fin de semana ingresaron al recinto cerca de 200 mil personas, un tercio de la meta programada en número de visitantes, sin embargo “no veo muchas salidas de emergencia,  imagínese si hay una desgracia”, expresó.

Para el caso de los ambulantes instalados en la explanada del Auditorio de la Reforma, el registro en ventas tampoco es la esperada, “nos vinieron a aventar aquí, pero la gente ni entra, yo invertí 10 mil pesos y apenas llevo vendido 300, la mercancía se me está echando a perder”, dijo una vendedora de cemitas quien señaló que podría desocupar uno de los 300 espacios que asignó el gobierno capitalino para igual número de comerciantes informales.

About The Author

Related posts