20-09-2021 11:51:59 AM

Día Internacional de las MujeresCirilo Rivera García

Analista del Departamento de Participación de la Mujer

 

El Día Internacional de la Mujer, 08 de marzo, es un reconocimiento a la lucha que han realizado las mujeres para alcanzar la equidad, la justicia, la paz y el desarrollo.

 

El Día Internacional de la Mujer fue propuesto en 1910 por Clara Zetkin, quién pertenecía al Sindicato Internacional de las Obreras de la Confección, durante el Congreso Internacional de Mujeres Socialistas en Dinamarca. Eligió ese día en memoria de las obreras textiles de Nueva York que en 1857 en respuesta a sus demandas de mejores salarios y una jornada diaria de 10 horas.

 

En 1977, la ONU hizo una invitación a los países a conmemorar ese día y los convocó a que proclamaran, de acuerdo con sus tradiciones y costumbres nacionales, un día del año como Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

 

Para el 8 de marzo de este año, la Organización de Naciones Unidas propuso el tema “Mujeres y hombres unidos para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas”

Entre algunos datos que menciona la ONU se encuentran:

A nivel mundial, las mujeres de entre 15 y 44 años tienen más probabilidades de sufrir mutilaciones o de morir debido a la violencia masculina que por causas como el cáncer, la malaria, los accidentes de tráfico o la guerra, o combinadas entre ellas.

 

Por lo menos una de cada tres mujeres ha sido golpeada, obligada a tener relaciones sexuales o maltratada de otro modo a lo largo de su vida. Por lo general, el autor de la violencia es un miembro de su propia familia o algún conocido. La violencia en el hogar es la forma más generalizada de maltrato de la mujer en el mundo entero, independientemente del origen étnico, la educación, la clase social y la religión.

 

Los estudios muestran que cada vez son mayores los vínculos entre la violencia contra la mujer y el VIH; que las mujeres infectadas con el VIH tienen mayor probabilidad de haber sufrido violencia; y que las mujeres que han sufrido violencia corren un mayor riesgo de infectarse con el VIH.

 

Entre algunos de los logros obtenidos por las mujeres en nuestro país están los siguientes:

 

En México, el 17 de octubre de 1953, las mujeres obtuvieron el derecho al voto y a ser propuestas a puestos de elección popular.

 

A nivel internacional, en 1967, se realiza la Declaración de la ONU sobre la Eliminación de las formas de Discriminación Contra la Mujer.

 

En 1981, entra en vigor para todo el mundo la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer. (CEDAW).

 

La Constitución Política de México garantiza sus derechos educativos y laborales, y declara la igualdad jurídica entre mujeres y varones en el Artículo 4°.

 

En 1996, en nuestro país, transitoriamente se estableció en el Código Federal Electoral, que los partidos políticos nacionales deben considerar en sus estatutos, que las candidaturas a diputados y senadores no deben exceder del 70% para un mismo género. En el 2002 se estipuló en el COFIPE en el artículo 175 A.

 

En 1997 se crea la Comisión Ordinaria de Equidad y Género en  la Cámara de Senadores.

 

En el año 2000 se crea la Comisión Ordinaria de Equidad y Género en  la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

 

En 2001 se legisla en el Congreso del Estado de Puebla la Ley de Prevención, Atención y Sanción de la Violencia Familiar.

 

En Diciembre del 2001 el Senado de la República ratificó el Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer. (CEDAW)

 

En 1999 se crea el Instituto Poblano de la Mujer; y en el año 2001 el Instituto Nacional de las Mujeres.

 

En abril de 2005, fue aprobada por el Senado de la República, la Ley General para la Igualdad de Hombres y Mujeres.

 

En noviembre de 2005, la Suprema Corte de Justicia de la Nación estipuló el delito de violación dentro del matrimonio.

 

El 2 de febrero de 2006, entró en vigor la Ley de Acceso de las Mujeres a un Vida Libre de Violencia.

 

Si bien es cierto que los movimientos de mujeres, los grupos feministas y las mujeres, que se encuentran en el ámbito académico, han puesto en discusión las barreras que impiden el desarrollo de la población femenina, también existe una parte de la población que se niega a construir una sociedad más justa y equitativa y quieren seguir responsabilizando a las mujeres del cuidado de las familias.

 

En materia de legislación contra la violencia de género, nuestro país ha aprobado y ratificado instrumentos internacionales; ha creado leyes para la sanción y atención; sin embargo, es importante que todas las instituciones y población en general se comprometan a conocer estas leyes e instrumentos y las hagan cumplir.

 

El Informe Mundial sobre Brecha entre Géneros 2006 presentado en el Foro Económico Mundial, representado por 115 países en el mundo y representan el 90% de la población mundial, evaluó a los países de acuerdo al modo en que distribuyen sus recursos y oportunidades entre la población femenina y masculina, independientemente del nivel económico. Las áreas evaluadas son: participación económica y oportunidades, logros educativos, participación política, salud y supervivencia.

 

Los países que tienen mejores resultados en la distribución son: Suecia (1), Noruega (2), Finlandia (3), mientras que Arabia Saudita (114) y Yemen (115) ocupan  los dos últimos lugares en las posiciones generales.

 

México ocupa el lugar general 75, con un promedio de 0.646; alcanzó la calificación máxima en cuanto a salud, pero está retrasado en cuanto a participación económica y oportunidades para las mujeres en la política, desplazándose al lugar 98 en esta última área.

 

La equidad de género es precisamente el trato justo que beneficia a mujeres y a hombres. Las mujeres buscan ese trato justo, porque todas y todos tenemos ese derecho.

 

El 8 de marzo es una fecha para reflexionar y creas estrategias y políticas públicas que favorezcan a las mujeres y a la equidad entre los géneros.

 

Es por ello, que si queremos que las cosas cambien y desaparezcan las desigualdades de género, dejémonos de autocomplacencias masculinas y asumamos nuestras responsabilidades.

 

Referencias:

 

http://www.un.org/spanish/events/women/iwd/2007/factsfigures.shtml

 

http://gmexico.colmex.mx/boletines/BoletinMarCRM.htm

 

About The Author

Related posts