09-12-2021 08:05:29 AM

Reformas bajo presión

Continúa el discurso contra los “catastrofistas” -en un tono más suave-, el respaldo a las flamantes políticas anticrisis, y ya sólo les falta pronunciar la típica frase: “tranquilos, aquí no pasa nada”. Aunque claro tampoco se trata de tirarse al suelo por la crisis, sino enfrentarla con el mayor esfuerzo, y sin presionar a unos para favorecer a otros con reformas.

El titular del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, en un tono más suave y manejando conceptos más optimistas que los externados hace unos días en respuesta al empresario Carlos Slim, insistió ayer en que el plan anticrisis es el adecuado y las medidas aplicadas son las “necesarias” para enfrentar una crisis que calificó de “pasajera”, e insistió en la necesidad de una reforma laboral, aprovechando la actual crisis.

Ante empresarios, líderes sindicales y funcionarios, el titular del Trabajo hizo acopio de todas las cifras posibles para comparar la crisis de 1995 con la actual, y asegurar que México saldrá más fortalecido ahora que entonces.

Encontró eco en el gobierno poblano en su llamado a la unidad y a hacer a un lado los intereses partidistas.

Uno de los problemas que tiene México, y el resto del mundo, es qué “tan pasajera”, qué tan larga puede ser esta crisis, y cuán profunda puede ser. Los más optimistas señalan que para 2010, se habrá superado, los menos apuntan que será a finales de ese año cuando apenas pueda empezar a darse la reactivación, y será en 2012 cuando realmente pueda hablarse de crecimiento franco de la economía mundial.

En el refranero popular se dice que, las decisiones importantes hay que tomarlas con la cabeza fría no al fragor de la discusión. Si bien es cierto que México requiere reformas en diversos aspectos, no es metiendo presión para llevar a cabo tales cambios.

Es preciso señalar que en los hechos ya existen cambios sustanciales en la relación laboral, que constituyen una violación a lo que establece la Ley Federal del Trabajo, donde las autoridades se hacen de la vista gorda, empresarios se aprovechan y seudolíderes sindicales fingen que protegen “a los compañeros”. Bien o mal es la ley que está en vigor, y como tal debe cumplirse.

Así se solapan contratos multianuales, pagos por hora, reducción de salarios, proliferación de eventuales bajo contratos trimestrales, no se aceptan sindicatos; también se aplica la modificación de los días de descanso obligatorio o periodos vacacionales, existe un tope en la práctica en aumentos salariales, y hasta en los montos de indemnización.

Tales prácticas sí existen ya en varias empresas (también en el gobierno se paga por honorarios y reducen salarios), y si no es una violación flagrante a lo que establece la Ley Federal del Trabajo entonces es una “reforma práctica”, es decir en los hechos.

El punto no es llevar al papel lo que ya está en los hechos, sino considerar si realmente esto es lo que necesita y conviene para el sistema de trabajo en el país, para los actores que intervienen en él, el respeto a los derechos laborales y si es lo más adecuado para ser competitivos en todos los sentidos (sin caer en discusiones bizantinas o partidistas como ha ocurrido durante años).

Mientras tanto, gobierno federal y estatal continúan hablando de las medidas anticrisis adoptadas, y señalando que para el próximo año ya estará más que superada la crisis.

¿Les creemos?

¿Confiamos en que así será?

Todo color de rosa

Y otro que no sólo maneja un discurso casi color de rosa, que prefiere lo menos malo y no lo mejor y adecuado, sino hasta pretende “tirar línea” a los reporteros para redactar sus notas, es Pericles Olivares Flores titular del Trabajo en Puebla.

En la conferencia de prensa del pasado lunes, señaló que es preferible tener ambulantes que delincuentes.

Entonces, habrá que preguntarles a los comerciantes y los ciudadanos qué prefieren, uno u otro porque el gobierno no puede combatir ambos.

Entonces ¿para qué presionar al ayuntamiento poblano para que libere las calles de vendedores informales?

 Entonces ¿para qué demandar al gobierno federal y al estatal que combatan la piratería y el contrabando que venden algunos ambulantes?

Entonces ¿ese es el destino de la capacitación y dinero de la Secretaría del Trabajo estatal, generar “autoempleo”, entiéndase ambulantes?

El responsable del Trabajo en el estado prefiere que se viole la ley a que crezca el desempleo, no se puede atender ambos frentes.

Pues según dijo: ciertamente existe el problema, y hay un segmento de la sociedad que vive en el sector de la economía informal, y por lo tanto tiene una remuneración poco adecuada según los estándares que la secretaría quisiera.”

Además casi tiró línea a los reporteros: “yo quisiera que hiciéramos énfasis en los puntos buenos que vamos ganando como entidad (¿?); entidad en la que vivimos y estamos todos nosotros, y que sin lugar a dudas nos va a reflejar el bienestar que esperamos en breve lapso”.

Con los argumentos de ambos funcionarios, el estatal y federal, pues aquí no pasa nada; total, qué tanto es tantito.

socole@prodigy.net.mx / balanceenlinea@hotmail.com

Consulte la revista electrónica www.balance-financiero.com

About The Author

Related posts