29-05-2022 07:46:27 AM

Millonario fraude afecta a poblanos

Las autoridades norteamericanas ya investigan un nuevo y escandaloso fraude financiero que dejará damnificados en varias partes del mundo, entre ellas nuestro estado.

Ayer mismo, la Comisión de Valores y Mercados de los Estados Unidos -(SEC) por sus siglas en inglés- presentó una querella legal en contra de R. Allen Stanford, un auténtico cerebro financiero que a través de auténticos negocios de saliva logró amasar una fortuna de tal magnitud que ocupa el lugar 205 de la lista de los más ricos del planeta de acuerdo con la revista Forbes, por el delito de “fraude masivo” por un monto superior a los 8 mil millones de dólares en certificados de depósitos operados por la firma Stanford Internacional Bank Ltd. con sede en Antigua.

El inicio de este proceso legal ha generado que inversionistas de varios países intenten recuperar el dinero invertido presentándose personalmente en ese lugar para exigir la devolución inmediata de su capital.

El banco, por su parte., ante este escenario adverso, declaró inmediatamente una moratoria sobre estos certificados de depósito, dejando a la deriva a quienes  modelo de en su momento confiaron en un modelo de inversión que supuestamente les daría rendimientos superiores al promedio.

Nada más alejado de la realidad.

Algunos poblanos cayeron en la trampa buscando una alternativa que pudiera maximizar sus rendimientos en un ambiente económico muy arriesgado para pensar en generar inversiones productivas.

Intentaron poner a sudar su dinero y se encontraron con que el escenario prometido simplemente con era congruente con la realidad económica mundial.

Historias como esta las encontramos todos los días: fraudes masivos planeados y operados por supuestos expertos financieros que llevaron a cabo monumentales y sistemáticos engaños por décadas, hasta que de plano el modelo no aguanto.

Primero fue Bernard Madoff, ahora R Allen Stanford.

¿Quién será mañana, de los muchos que faltan por ser descubiertos?

Y es que al final, más allá de las cifras y los indicadores, el dinero contante y sonante incluidos sus atractivos rendimientos simplemente se esfumaron, desaparecieron, ya no existen.

La lista de damnificados poblanos la encabeza la Unión de Crédito General, este intermediario financiero no bancario que asegura contar con más de mil socios en la región y por lo tanto, se vieron afectados personajes como Alberto de la Fuente Guzmán y los hermanos Reyes y Jesús Huerta Ortega.

También aparecen empresarios como Jesús Trillo, Alberto Lichtle y Mauricio Ehlinger y promotores financieros como Serafo Balcazar Gómez Haro, Alberto Orvañanos y Rafael Carriles.

Más los que se acumulen a medida que se vaya generando más información.

 

latempestad@statuspuebla.com.mx

About The Author

Related posts