09-12-2021 08:14:11 AM

Aterrizan medidas federales

Aunque parezca increíble varias fábricas exportadoras, que no son sólo del ramo automotriz, trabajan en coordinación con los líderes sindicales en elaborar una propuesta para el gobierno federal sobre la entrega equitativa, oportuna y directa a los obreros de los recursos del programa al empleo. Lo que preocupa es que ese dinero se entregue a unas cuantas empresas y además no sea para los trabajadores.

El asunto es que se ha perdido el poder de compra. La gente está limitando su compra en todo tipo de artículos, y puede agudizarse esta situación en el transcurso del año.

Así que el  interés está en que los 2 mil millones de pesos del programa de apoyo a la preservación del empleo lleguen a todos los obreros a nivel nacional, de fábricas que entraron a paro técnico.

En el caso de Puebla son 25 fábricas las que están en paro técnico o vacaciones (la mayoría no son del ramo automotriz); algunas son trasnacionales otras nacionales, si bien son diversos factores que inciden en el problema, el fundamental es la contracción en la demanda tanto local como internacional. Entre estas firmas cuente a Minera Autlán, tres meses de paro técnico; Tyssen Krup está en paro desde noviembre pasado, SKF, Ciba, Stanley, y varias más.

Lo que han hecho varias de estas firmas durante el “paro técnico” es asignar al personal a dar mantenimiento a las instalaciones o incluso impartirles pláticas de capacitación, con tal de evitar la pérdida de tiempo. Algunas suspenden operaciones por dos o tres días a la semana, otras más si tienen periodos más prolongados de inactividad.

Pero como el problema aún va para largo, los directivos de esas empresas y algunas otras se han sentado a hablar con los dirigentes sindicales para idear la forma de que los recursos federales realmente les sean entregados a los obreros, digamos en un 75 por ciento y el resto a las empresas. Al tiempo que las propias fábricas ajustan al máximo sus costos de operación (combustibles, energía eléctrica, ciertos servicios)

La situación no la tienen nada fácil estas firmas que son exportadoras, la mayoría elaboran materias básicas para  otros artículos, y otras elaboran productos de consumo final; de todas ellas su paro técnico ya está decretado por tres o cuatro meses, otras “consumirán” el periodo de vacaciones de 2009, tratando de no despedir personal, y por supuesto que también los obreros acepten los ajustes.

Así que, hoy lunes y mañana martes obreros y empresarios elaborarán una serie de medidas para presentarlas al gobierno federal (Secretaría de Economía y Secretaría del Trabajo) para que el dinero sea entregado a tiempo y realmente sirva para que la gente recupere su poder de compra, de lo contrario las empresas no tienen a quién venderle y no podrán reanudar sus labores.

Además, dicen los involucrados,  hay que “aterrizar”las 25 medidas planteadas por el gobierno federal; pues  son muy generales, no hay objetivos muy claros ni medición de su efectividad.

Era Obama
Mañana martes se realizará la toma de posesión de Barack Obama como el 44º presidente de Estados Unidos, y se conocerá mejor cuál será su política de gobierno.

Ha sido un fin de semana largo y festivo para los estadounidenses, toda vez que este lunes es día de asueto por el Día de Martin Luther King, pero a partir de mañana martes la era Obama da inicio con una agenda muy complicada.

El primer presidente afroestadounidense se enfrenta a un panorama interno y externo que precisa de su cabal atención.

Estados Unidos está inmerso en la peor crisis económica desde la Gran Depresión; en consecuencia son varios los factores a atender: fortaleza y financiamiento a firmas de servicios, financieros, comerciales e industriales (las automotrices son las que más presionan); empleo, crédito, mercado.

En el discurso de ayer domingo, al concluir el concierto en Washington, llamó a la unidad de los estadounidenses y a mantener el espíritu del “sueño americano”; a partir de ello no dude que alentará a “consumir lo hecho en EU” como medida para reactivar la economía interna, y posicionar otra vez al país como la economía más fuerte.

Hay que recordar que China es la tercera economía del mundo, y camina a pasos agigantados para convertirse en la primera en menos de dos décadas.

Si habrá un nuevo estilo de gobernar en la Casa Blanca, no alejará a naciones y mercados con su discurso como lo hizo Bush; pero, no hay que olvidar que Estados Unidos tiene intereses:

Desde campaña, el discurso de Barack Obama ha estado orientado a recuperar el espíritu estadounidense, a motivar el cambio pero para seguir siendo el país más fuerte del mundo. La posición de EU en el mundo no es fácil, hay muchos conflictos que debe resolver empezando por (Irak).

Mañana empieza formalmente el verdadero reto de Obama, tiene ante sí la esperanza de millones de estadounidenses, que sueñan con un cambio radical en la política gubernamental y en su condición económica. A ver como nos va al resto del mundo.

Socole@prodigy.net.mx / balanceenlinea@hotmail.com

Consulte la revista electrónica www.balance-financiero.com

About The Author

Related posts