30-11-2021 12:44:18 PM

Abusos, amenazas y represión, el sello de Israel Pacheco

Uno de los más grandes y serios obstáculos que ha enfrentado la actual administración municipal se llama Israel Pacheco, el patético líder del sindicato de trabajadores de la comuna.

Vestido con el mentiroso traje de la defensa de sus agremiados, Pacheco juega sus piezas de acuerdo con la única lógica que conoce y que por cierto maneja con maestría: la del beneficio personal.

A pesar de su relativa juventud, Israel se ha convertido en el nuevo icono del sindicalismo anquilosado, flojo, mañoso, convenenciero, que fomenta hasta la saciedad el culto personal y el liderazgo mesiánico.

Sí, ese sindicalismo que prioriza el amiguismo, el compadrazgo y la transa para colocar en puestos de poder a familiares, incondicionales y paleros, pero que se vuelve terriblemente peligroso para aquellos agremiados que no comulguen con estas formas y se atrevan a exigir condiciones de respeto y dignidad  a su representación sindical.

Algunos trabajadores de la comuna han tenido el valor de acudir ante la autoridad a denunciar las tácticas mafiosas de su “líder”, dispuestos a poner un hasta aquí a los abusos y la represión.

Las historias no tienen desperdicio.

Una trabajadora del Sistema Operador de Limpia, con 9 años de servicio y sin registro alguno de problemas de ningún tipo en ese período de tiempo, ahora teme por su vida y la de su familia, debido a las constantes amenazas de Samuel Reyes Ramos y Felipe Méndez Hernández, delegados del sindicato, además del propio Israel Pacheco.

Sí, los que en teoría están encargados de velar por la seguridad y los intereses de sus agremiados, en esta historia asumen el penoso papel de vulgares mafiosos.

El problema mayor se suscitó el 29 de septiembre aproximadamente a las 7 de la mañana cuando los delegados se presentaron en los diferentes puntos donde esta persona realiza su labor para instruirles que no tenían que trabajar ese día por órdenes de Israel Pacheco y si llegaban a laborar serían despedidas y no se les iba a pagar.

Como no hizo caso a la línea del sindicato, recibió la nada amable visita de una comisión de paleros de Pacheco que le exigieron que fuera a disculparse personalmente con Israel por haber trabajado a riesgo de “atenerse a las consecuencias”.

Otro problema se registró el 10 de mayo, cuando la trabajadora asistió a la comida del día de las madres, a la cual convocó la Presidenta Municipal.

Esta nueva “afrenta” fue suficiente para recibir un nuevo rosario de amenazas de despido, sin el pago de la correspondiente liquidación, ya que la línea de Pacheco había sido en el sentido de boicotear el evento sin contemplaciones para hacerle vacío a la presidenta.

Pero eso no es todo, faltaba más, la valiente sindicalizada también señaló que le están robando el dinero de la caja de ahorro, la cual es administrada por el propio Israel Pacheco, lo cual ha sido una acusación constante de varios trabajadores de la comuna.

Aseguran que los malos manejos y los desvíos de recursos provenientes de diversos descuentos que se les aplican son de plano descarados.

El negocio es de millones de pesos mensuales.

Para prolongar la vigencia de este auténtico reino del terror, Pacheco echa mano de patéticos esbirros que se convierten en ridículos clones de semejante personaje.

Un claro ejemplo de lo anterior son las nuevas delegadas sindicales: Dolores y Refugio, mejor conocidas como “las Cucas”.

Ellas tienen la nada encomiable tarea de recorrer todos los días las diferentes secretarías y direcciones del gobierno municipal para verificar que se sigan al pie de la letra las disposiciones del líder sindical en términos de la organización de marchas, manifestaciones y paros de labores, además de verificar que los lineamientos en materia de la obtención y el manejo de recursos se apliquen sin mayores complicaciones.

Y para terminar, dos declaraciones que son una prueba concreta del tipo de líder sindical que tienen que padecer quienes laboran en el ayuntamiento de Puebla.

Juzgue usted:

“El señor Israel Pacheco Velázquez nos dice: que somos unas pinches viejas neófitas, analfabetas, y que nos puede mandar a golpear porque el tiene mucho poder y donde quiera se hace lo que el dice ya que por algo esta donde esta siendo que es una persona muy incluyente”.

 “Desde este momento hago totalmente responsables a los señores Samuel Reyes Ramos, Felipe Méndez Hernández, e Israel Pacheco Velázquez de cualquier cosa que me fuera a pasar a mi, en mis bienes y en mi familia”.

 

latempestad@statuspuebla.com.mx

About The Author

Related posts