31-07-2021 11:27:00 PM

Doger, ?quema? fichas para juego de la sucesión

La política como el béisbol tiene nueve entradas y la última tres outs.

Los dogeristas aún no pueden cantar victoria tras la aprobación de la cuenta pública del ex alcalde Enrique Doger Guerrero.

Lo que validaron los legisladores priístas fue el ejercicio fiscal del 2007, pero falta enero y la primera quincena de febrero del 2008, periodo en el que se presentaron las mayores denuncias de irregularidades en su administración.

La decisión –validar su cuenta- representó para Doger ganar nuevos aliados: El ala monterista en el Poder Legislativo, pero perder a futuros amigos: Los panistas.

¿Con qué cara los azules invitarán a Doger a sumarse a su proyecto político si con su voto rechazaron su gobierno?.

Y aunque el pueblo no tiene memoria, los medios de comunicación cuentan con archivos y evidencias periodísticas.

La aprobación hay que analizarla en el interés del marinismo por no darle pretexto al ex alcalde Doger para denunciar complot en su contra o una campaña política para frenar sus aspiraciones y, por ende, dejar al PRI para aprovechar la coyuntura mediática.

Lo dejan sin argumentos y lo ponen en su lugar, porque Doger ha hecho del conflicto su táctica y estrategia para sobrevivir en política. ¿Y ahora qué?.

Nada. Tendrá sus quince minutos y después, ignorado, sin aliados panistas, quedará sin fichas para el juego de la sucesión por Casa Puebla.

Quedará atado a la resolución de enero y febrero del 2008 para liberarse del fardo de la cuenta pública.

Y esto no se acaba hasta que se acaba.

Lo dijo el clásico.

 

ABUSOS EN EL IMSS
En la Central de Ambulancias de la delegación en Puebla del IMSS apesta y gacho.

Tres son los responsables: Armando Arrioja Morales, jefe de Telecomunicaciones y Transportes; Rodolfo García Bolaños, jefe del área; y René Balcázar, responsable de Oportunidades y Verificación de Gasolinas, aditivos y lubricantes de vehículos oficiales.

Para empezar se obliga al personal a realizar traslados “extradelegacionales”; es decir fuera del Estado, pese a que el contrato establece la cobertura de viáticos en forma anticipada nunca se les paga nada.

Se niegan a entregar vales para cargar gasolina. Cuando se realizan traslados largos por la ciudad, el personal tiene que poner de su bolsillo. Las devoluciones se realizan, luego de sufrir a la burocracia, hasta con más de 15 días de retraso.

Arrioja ya prohibió la existencia de dos operadores para viajes fuera de Puebla, pero al funcionario se le olvida que una vez lo mandaron a Puerto Escondido, Oaxaca y en lugar prefirió irse a Acapulco para generar más pago por el kilometraje realizado.

En el contrato se establece que después de la jornada laboral, el tiempo que continúe en actividades será considerado como tiempo extra y deberá pagar, pero Arrioja y compañía se niegan a hacerlo. Ellos fijan las reglas.

La semana pasada, trasladaron a un paciente a Chignahuapan del Hospital de Traumatología y Ortopedia. Se percataron que en su tarjeta de asistencia no estaban registradas las horas extras por el traslado realizado (salieron a las nueve de la noche y regresaron después de las 2.40 de la madrugada.

Reclamaron su pago, pero les dijeron que “ya no había dinero”.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

About The Author

Related posts