22-05-2022 08:48:45 PM

Cultura y deporte? ¡también tenemos derecho!

 

Dirigente del Movimiento Antorchista en Huitzilan de Serdán

 

Nuestros pueblos indígenas de la Sierra Norte, especialmente el pueblo huitzilteco, tienen profundas raíces culturales que mostrar al mundo. A pesar del genocidio cometido por la UCI, que casi apagó la sonrisa de la gente de Huitzilan de Serdán, su voz, su baile y su música, se resistieron y sobrevivieron, ahora florecen con más ímpetu, con más orgullo. Se expresan con total y absoluta libertad; es folklor vivo que quiere ser conocido por los pueblos vecinos, que se sorprenden de la grandeza de nuestra mágica cultura.

 

Los antorchistas, que consideramos vital el arte y la cultura, no sólo como identidad y forjadores de unidad, de orgullo nacional, sino como herramientas que nos permitan ser más sensibles, más humanos, más solidarios con nuestros hermanos y con nuestras desgracias, hemos impulsado el trabajo cultural entre los grupos más humildes y trabajadores. La labor realizada en la formación de 12 danzas, el vestuario, la permanencia y la participación constante en eventos religiosos y sociales, al igual que los tríos de huapangueros (que rescatan y difunden no sólo el son huasteco sino también el son típico de los pueblos indígenas -xochisones, cihuasones, tagasones, etc). La integración de dos mariachis y una rondalla, habla del gran esfuerzo.

 

Están los grupos de jóvenes integrantes del club de música y los exponentes de la música andina, que hablan con empeño de masificarla, junto con el grupo de pequeños y grandes poetas, que -en náhuatl y español- demuestran su entrega y sus habilidades, que se difunden en eventos culturales realizados en centenares de pueblos y ciudades de la Sierra Norte de Puebla, que poco a poco van conociendo el verdadero rostro del pueblo huitzilteco, organizado con el Movimiento Antorchista. No pueden faltar los clubes de danza y baile, que desde las primarias, secundarias, bachillerato y Normal, realizan una intensa actividad para alcanzar un nivel respetable, que a muchos les cuesta creer, por el menosprecio a los pueblos indígenas y sus hijos, cuando en realidad poseen talentos de una gran sensibilidad artística.

 

Este trabajo también se manifiesta en el marco de las fiestas patronales del pueblo huitzilteco, cuando se ejecuta el Encuentro del Son Huasteco y Son Tradicional; el Encuentro de Danzas Autóctonas; la muestra de Gastronomía Indígena; el Festival del Canto; el Encuentro de Declamadores de Poesía Indígena; la Muestra de Artesanías, y muchísimas otras actividades culturales, que van respaldados de una gran inversión monetaria y de trabajo, tanto del ayuntamiento como del Movimiento Antorchista, y también de los niños, jóvenes y adultos de Huitzilan, que cuentan con los foros adecuados para mostrar su trabajo. Desde hace años le han solicitado a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública su apoyo para la construcción de una Casa de la Cultura, rehabilitando y acondicionando una bella construcción de cantera, que sería el espacio digno y apropiado para estos artistas, con el fin de seguir trabajando, para materializar otros proyectos interesantes y reflejar la grandeza de sus raíces (hueyca tonalhuayonemilis).

 

El trabajo continúa, a pesar de las graves carencias económicas, del golpeteo incesante, de las inclemencias del tiempo. Casi a diario, el centro de Huitzilan -con su auditorio “Máximo de la Cruz Rivera”, su tarima y la cancha techada- es el corazón del trajín artístico, la escoleta de la banda de guerra o del entretenimiento de los jóvenes deportistas. Es tumulto, es alegría, algarabía juvenil y de la niñez huitzilteca, que expresa fielmente el clima de completa tranquilidad que viven los huitziltecos, de la completa libertad… ¡todo mundo despierta en este heroico pueblo!

 

El deporte tiene un fuerte impulso. En tiempo del cacicazgo sólo había una cancha y sólo podían jugar los de razón, los indios lo tenían prohibido. Cuando “gobernó” la UCI, nadie podía jugar. Ahora se han construido 18 canchas de usos múltiples, están por aprobarse 7 acciones de construcción de canchas y la rehabilitación o sustitución de tableros, que permitirán una cobertura del 100 por ciento en canchas deportivas para las 30 localidades de Huitzilan.

 

La feria patronal también es una evidencia de la promoción del deporte, ya que se realizan torneos de fútbol soccer, futbolito, torneos de básquetbol (veteranos, femenil y regional), la carrera ciclista, la maratón; todos con una nutrida participación. En el transcurso del año, se implementan las ligas con niños y jóvenes, en las instalaciones que el ayuntamiento ha construido.

 

Es necesario recordar que llevamos años luchando por la construcción de la Unidad Deportiva, obra iniciada con sacrificio por los ayuntamientos antorchistas que lograron mover miles de toneladas de tierra para hacer el campo de fútbol. Falta el apoyo estatal y federal para hacer la pista de atletismo, el área de saltos y lanzamiento, así como un muro de contención y gradas; demandas que no han sido atendidas por la SEDUOP y su titular, que  lleva años sin conceder cita al presidente municipal, ni ha cumplido con su promesa de apoyos parciales a esta obra para la juventud.

 

Creemos que los pueblos indígenas también tenemos derecho a una instalación deportiva, tenemos la necesidad, el espacio y la disposición a trabajar duro, para lograr la meta. Nunca hemos pedido apoyo con los brazos cruzados, descansando, siempre trabajamos. La población escolar, cercana a los  mil 500 estudiantes, refuerza la urgente necesidad de contar con una Unidad Deportiva. Ojala y encontremos repuesta satisfactoria de la autoridad…

 

About The Author

Related posts