27-06-2022 03:37:34 AM

Guerra entre Puebla y Sedesol por Oportunidades

Desde la zona de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe salió el veto.

Juan Carlos Espina sería delegado non grato de Sedesol en Puebla supo el presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Y de ahí empezaron los reclamos a la dirigencia y líderes activos del Partido Acción Nacional. “No se les pudo ocurrir otro nombre”, les dijo el mandatario federal.

Y es que Espina, alto funcionario del IMSS, ya fue presidente del PAN estatal y los priístas no aceptarían su llegada, porque cuentan con pruebas fehacientes que desde la Sedesol se prepara una elección de Estado.

Por eso, está congelado el nombramiento del nuevo delegado.

Ya en las afueras del auditorio de Medellín, Veracruz, aparece una enorme manta donde Acción Nacional organiza una campaña de afiliación porque “con más de 160 mil beneficiados en Oportunidades y el programa 70 y más se tiene otro acierto del gobierno federal. En Acción generamos progreso”.

Este ejemplo empezaba a multiplicarse en otros municipios del país, entre ellos Puebla, precisamente porque el gobierno federal cambió a su favor las reglas de operación del Programa Oportunidades.

El punto 5 de las reglas de operación es el que regula la colaboración interinstitucional y los órganos de control del programa (página 13).

Establece la facultad de la Coordinación Nacional de crear acciones conjuntas con las entidades federativas y los municipios; es decir, si dichas acciones son solicitadas por los niveles de gobierno puede convenirlo y dar participación (último párrafo página 13).

Cambia a los responsables de operar el programa al establecer que en los Estados, éste será operado por las Coordinaciones Estatales, esto es, a través de las delegaciones de Sedesol (séptimo párrafo, página 14).

Remueve del texto de las reglas 2007 las palabras “Apoyo Operativo” para solamente dejar el apoyo logístico y de seguridad, removiendo la facultad de operar los programas a las autoridades municipales (noveno párrafo, página 14).

Restringe la facultad de los gobiernos estatal y municipal de adjudicarse la operación del programa, prohibiendo de igual forma la injerencia de los mismos en la conformación de los Comités de Promoción Comunitaria (primer párrafo, página 15).

Las reglas de operación cambian para restringir toda participación de las autoridades municipales y estatales en la operación del programa, lo que prohíbe el contacto entre dichas autoridades y los beneficiarios del programa o con sus operadores para fines de Desarrollo Social.

Todo lo anterior significa que los apoyos son ya controlados por el gobierno federal para operar las elecciones del 2009.

Mañana le platico cómo aprovechan otro programa “70 y más”.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

 

About The Author

Related posts