24-01-2022 12:55:23 AM

Regresa Necocho… el bono que te llevaste

El recién nombramiento de Alejandro Necoechea como Primer Visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Puebla es un nuevo golpe mortal a la credibilidad y la confianza de una instancia a la que le urge reivindicarse en el imaginario colectivo local.

Al famoso Necocho, como a decenas de personajes de la vida pública local, lo persigue su pasado.

Más allá de su dudoso actuar como Consejero presidente del Instituto Estatal Electoral, cómo olvidar que se trata de uno de los autores intelectuales, junto con José Antonio Bretón Betanzos, de uno de los fraudes más descarados y cínicos de los que se tenga memoria en la historia reciente de Puebla: la entrega de “bonos” disfrazados de pagos adelantados de prestaciones para 12 funcionarios del órgano electoral a finales de 2006.

Con el aval de Necoechea, se acordó darle forma al acuerdo IEE/JE-016/2006, fechado el 12 de septiembre de 2006 y aprobado por la Junta Directiva del IEE, para otorgar el 10 de octubre siguiente, un “pago de prestación de fin de año” para el personal de dicho organismo, cuyo monto fue de 1 millón 728 mil 199 pesos y 38 centavos.

De nada sirvió la generalizada indignación social ante este aberrante hecho, mucho menos el resolutivo que emitió en mayo de 2007 el Órgano de Fiscalización del estado, en el sentido de la ilegalidad de la asignación de esos recursos y la petición de intervención de los nuevos consejeros para tomar cartas en el asunto.

La lista de beneficiados con tan aberrante robo fueron: además de Necoechea Gómez, Rubén Gutiérrez Rosas, encargado de la Unidad Jurídica; Dalhel Lara Gómez, Contralora Interna; José Antonio Bretón Betanzos, Director General; Marcelina Sánchez Muñoz, directora de Organización Electoral; Ana Silvia Santillana García, directora de Capacitación Electoral y Educación Cívica; Amalia Oswelia Varela Serrano, directora de Prerrogativas, Partidos Políticos y Medios de Comunicación; Sofía Quiroz Hernández, ex encargada del Despacho de la Dirección Administrativa; Sergio Ayala Jasso, encargado de la Unidad del Servicio Electoral Profesional; José Antonio Chávez Camacho, coordinador de Informática y Adriana Álvarez Hernández, encargada de la Unidad de Transparencia y Acceso a la Información.

En marzo de este año y de acuerdo con un compromiso adquirido meses atrás con el propio IEE, nueve de estos doce personajes devolvieron el dinero que de manera irregular habían recibido, tres perpetraron la monumental transa, entre ellos por supuesto, Necocho.

¿Cómo confiar en un personaje así?

¿Cómo creer en la honestidad de un hombre que se pasó por el arco del triunfo al Orfise y a la propia autoridad electoral que en su momento presidió por un asunto de dinero?

Si hay lana de por medio ¿venderá su conciencia al mejor postor ahora como flamante Primer Visitador de la CEDH?

El nombramiento parece una auténtica aberración estratégica si recordamos que existen serias dudas sobre la legalidad del nombramiento de Marcia Maritza Bullén como ombudsman local.

Por cierto, al interior de la CEDH llamó la atención el monumental desconocimiento de Necoechea en temas relacionados con los derechos humanos y el marco legal en la materia.

El afamado abogado solicitó, como primera acción correspondiente a su nueva responsabilidad, una copia de la Ley de la Comisión de Derechos Humanos, pero resumida y con los principales artículos subrayados y explicados.

Digo, para irse empapando del tema.

Vergonzoso ¿no cree?

 

latempestad@statuspuebla.com.mx

 

About The Author

Related posts