24-01-2022 12:32:10 AM

Universidad Transparente

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla  se ubica en el tercer puesto en el tema de la transparencia entre las instituciones de educación superior de México, de acuerdo a la evaluación sobre el Índice de Transparencia y Acceso a la Información de las Universidades Públicas, publicado en 2007.

Este indicador evalúa la forma en la que las universidades presentan a través de una página electrónica, la información, analizando el diseño, estructura y contenido, considerando cinco bloques de información: Financiera, Académico-Administrativa, Institucional, Jurídica y Acceso a Información Adicional.

El tema no es menor, sobre todo si partimos del hecho de que nuestro estado ocupa uno de los últimos lugares a nivel nacional en materia de legislación que garantice el derecho ciudadano a acceder a la información de instancias que operen con dinero público.

De que las reformas aprobadas recientemente por el congreso local se quedan francamente cortas para garantizar efectivamente este derecho y de que tenemos una Comisión de Acceso a la Información Pública que es espurio e ilegítimo desde el momento mismo en el que fue electo para desempeñar el cargo.

La BUAP obtuvo esa distinción superando a 36 instituciones de educación superior del país que se caracterizan por obtener subsidios federales y estatales, lo que nos hace pensar que en materia de transparencia, a pesar de lo anterior, no todo está perdido para Puebla.

Más allá de las declaraciones oficiales, el hecho concreto es que la Universidad se ubicó entre los tres primeros lugares de entre cerca de cuarenta instituciones de educación superior, al obtener 87 puntos, superando a instituciones como la UNAM, que alcanzó 84 puntos,  en esta evaluación de acuerdo con datos de la Coordinación Universitaria de Enlace, Transparencia y Acceso a la Información.

Durante el año 2006, la Página de Transparencia y Acceso a la Información de la BUAP, registró 20 mil visitas, en 2007 la cifra fue de 30 mil y en 2008, a la fecha, van cerca de 45 mil visitas, lo que muestra un cada vez mayor interés de la comunidad universitaria de obtener información sobre los 21 rubros que exige la Ley tienen que publicarse, entre ellos: Estructura Orgánica, la Misión y Visión Institucional, el Plan General de Desarrollo, las Atribuciones, Facultades y Obligaciones de las Autoridades Universitarias.

Asimismo, el Presupuesto Anual de Ingresos y Egresos, resultados de las auditorías, el Fideicomiso de Jubilaciones y Pensiones, Fondos Extraordinarios que le son otorgados a la institución, entre otros aspectos.

.Un comité integrado por el secretario general, el contralor, dos miembros del Honorable Consejo Universitario y el coordinador Universitario de Enlace, Transparencia y Acceso a la Información, con el apoyo del tesorero y la abogada general son los responsables de supervisar este portal electrónico.

De todos ellos es el mérito.

 

TLATOANI MEDIÁTICO

Terminó por fin el anquilosado, cansado, aburrido, tedioso, mentiroso, ambiguo, populista, demagógico, cómico, mágico, musical ritual del Informe Presidencial.

Vale la pena celebrarlo.

Ha muerto una nefasta institución creada y fortalecida por lo más vetusto del poder político priista.

Sin embargo, el entusiasmo se reduce a su mínima expresión cuando somos testigos que el arcaico ritual ha sido sustituido por una auténtica cascada de mensajes televisivos y radiofónicos que nos acatarran a toda hora y en cualquier lugar.

Sí, hoy el ritual del otrora todopoderoso presidente se ha transformado en un burdo comercial televisivo que, con una serie de imperceptibles cambios en los mensajes, tratan de convencernos de las supuestas bondades del gobierno que tenemos.

El problema es que el actor principal cansa, aburre, provoca tedio y lo más grave, no convence.

Con la misma sonrisa con la que cientos de caras alegres nos intentan persuadir de comprar los más variados productos, Felipe Calderón nos quiere vender no sólo un país que en los hechos no existe, sino que está a años luz de convertirse en realidad.

En todos los canales de televisión abierta y restringida y cubriendo absolutamente todos los horarios de transmisión.

Ni hablar, son los nuevos tiempos.

¿Cuál de los dos formatos prefiere?

Ambos igual de patéticos ¿no cree?

 

latempestad@statuspuebla.com.mx

 

About The Author

Related posts