29-06-2022 07:37:43 PM

Corrupción e ineficiencia, banderas del PAN para el 2009 (primera de dos)

Ya es un hecho, el Partido Acción Nacional utilizará como estrategia central para la obtención de votos de cara al proceso federal de 2009 la explotación de la imagen de dos de sus principales “activos”: Vicente Fox y Felipe Calderón.

La decisión podría parecer contradictoria con el objetivo principal del panismo nacional, que ha calificado la elección del próximo año como importantísima en el cumplimiento de sus objetivos electorales.

Y es que, si bien en su momento, Calderón y Fox gozaron de niveles de popularidad envidiables y de una especie de “blindaje” carismático que los vacunó mediáticamente de coyunturas adversas y decisiones mal tomadas, actualmente estos personajes no pasan por su mejor momento en términos de la opinión ciudadana.

De entrada, el resucitado ex presidente.

¿Se imagina una campaña que pretenda ser exitosa, basada en un personaje terriblemente cuestionado no sólo en función de las grandes expectativas que generó y los muy pocos resultados que logró, sino de la comprobada falta de honestidad con la que ejerció su mandato?

Un presidente que instituyó la “corrupción mandilona”, esa que en lugar de beneficiar a un determinado grupo político se da para enriquecer al cónyuge y sus insaciables vástagos no puede ser un modelo a seguir para quienes aspiren al servicio público.

Quedó ya para la historia la sospechosa prosperidad de los Bribiesca, coincidente con la llegada a Los Pinos de su todopoderosa madre.

Así nació Construcciones Prácticas (4 febrero 2002).

Si bien oficialmente el dueño de la empresa es Miguel Khoury Simán, socio de Bibriesca en otras sociedades anónimas, sus principales proveedores de material son PVC Conductores Especializados, propiedad de Manuel Bibriesca, de su hermano Jorge y de Ricardo Garza Pons, y Ferresocios, cuyos socios son Bibriesca, su esposa Mónica Jurado Maycotte y el mismo Garza Pons.

Después nació Ängeles, Flores y Regalos, propiedad de Bibriesca y su esposa, la cual además de comercializar flores y reglaos se especializa en  “la venta, distribución, representación, consignación, importación y exportación de toda clase de productos medicinales, incluyendo los naturistas, homeopáticos, complementos alimenticios, artículos ortopédicos y prótesis”.

La creación de esta empresa coincide con la fundación de Vamos México y “el incremento en su participación en programas de la Secretaría de Salud mediante la distribución de equipo médico para la atención de partos y con el inicio del programa Arranque Parejo en la Vida”.

El 13 de febrero de 2004 nació Grupo Kilate, el 5 de mayo del mismo año Super Blocks de Celaya, S.A. de C.V. y el mismo día Urbanizaciones Inteligentes.

En estas tres empresas, aparecen como socios Manuel Bibriesca Sahagún y Miguel Khoury Simán.

 A través de estas sociedades se operó para que, de manera conjunta, se compraran casas a bajo precio del IPAB, se contrataran remodelaciones, se solicitaran préstamos al gobierno federal y se vendieran conjuntos habitacionales.

Estas cuatro empresas, todas creadas en el anterior sexenio, coinciden en haber iniciado con un capital de apenas 50 mil pesos, aunque la primera de ellas elevó su capital a 7 millones 400 mil pesos de un mes a otro.

Nada mal para una familia que hace menos de una década se sostenía vendiendo supositorios para becerros.

Pero hay más.

En el último año del mal llamado gobierno del cambio se detectaron observaciones por siete mil 628.9 millones en la partida ‘Funciones de Desarrollo Económico’, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

200 auditorías se relizaron a 42 dependencias federales, en donde la ASF realizó mil 573 observaciones con un impacto económico de siete mil 628.9 millones de pesos equivalente a 22.9 por ciento del total observado durante dicha evaluación.
De acuerdo con el documento el impacto económico se concentró esencialmente en tres sectores: energía con cuatro mil 123.4 millones de pesos; agricultura, ganadería y desarrollo rural, pesca y alimentación, con mil 212.1 millones de pesos, y comunicaciones y transportes con mil 084.8 millones de pesos.

¿Y qué me dice del famoso fondo PYME?

Ese que operó como subsidios a “fondo Perdido” y que la mayoría de los recursos fueron canalizados a entidades gobernadas por panistas como fueron las de Guanajuato, a cargo en aquel tiempo de Juan Carlos Romero Hicks; Jalisco, donde el mandatario era el ex secretario de gobernación Francisco Ramírez Acuña; Querétaro que todavía gobierna Francisco Garrido Patrón y Aguascalientes que encabezó el actual senador y ex subsecretario de gobernación, Felipe González.

Nada mal para darle forma a una campaña honesta y exitosa ¿no cree?

 

latempestad@statuspuebla.com.mx

About The Author

Related posts