25-10-2021 12:47:25 PM

Armendáriz de sobra en Finanzas

La filtración periodística del SAT al diario El Universal es consecuencia de la opacidad del subsecretario de Ingresos de Finanzas, Juan Alberto Armendáriz, quien en el afán de manipular recursos infló presupuestos y no respetó la bitácora del PAR.

Pero además las evidencias de sus sospechosas intervenciones en juicios contra el SAT terminaron, como siempre, por responsabilizar al gobernador Mario Marín en asuntos que se supone sus funcionarios tienen bajo control.

Lo mínimo que debería entregar Armendáriz es su renuncia, porque está claro que la ruptura entre el gobierno de Puebla y el SAT es de dominio mediático, más allá de que se aclaren posturas.

Está claro que su presentación ayer ante los medios para dar la versión oficial del gobierno de Puebla ante lo publicado por El Universal es resultado de que en Finanzas queda claro quién ha sido el responsable de este embrollo.

Y no hay que olvidar que no existe nada peor que la mentira que la versión oficial de los hechos.

Al Portador publicó el 17 de julio pasado las principales negligencias de Armendáriz. Recordad es vivir:

“Un conflicto llegó hace semanas al Tribunal Fiscal de la Federación.

“Una empresa química asentada en Puebla se negaba a pagar un crédito fiscal por 30 millones de pesos.

“El Sistema de Administración Tributaria procedió legalmente e incluyó en la querella al gobierno del estado de Puebla como afectado del débito a través del cobro del impuesto federal.

“El juicio siguió su curso hasta que apareció el inefable subsecretario de Ingresos de Finanzas, Juan Alberto Armendáriz.

“Y es que tuvo la ocurrencia de negocia con la empresa una renegociación del pasivo, dizque amparado en una campaña de condonación de deudas fiscales.

“Del monto de 30 millones de pesos le dejó a la empresa la carga en 1.3 millones de pesos.

“Todavía le entregó un recibo de la Secretaría de Finanzas y Administración por dicha cantidad.

“Apenas se enteraron en el SAT de la negociación y montaron en cólera.

“Lo que ocurre es que el beneficio fiscal era para morosos y no para quienes llevaban su conflicto a través de un juicio.

“¿Quién autorizó a Armendáriz para realizar esa “negociación”?.

“¿De a cómo fue?.

“En el gobierno federal hay malestar en contra de la forma de operar de la subsecretaría de Ingresos.

“Lo que pasa es que van dos ocasiones que se pretende cancelar el convenio de coordinación entre Puebla y Federal para la ejecución del programa de fiscalización PAR.

“En la etapa final de las acciones ya no hay recursos. Armendáriz afirma que no le quieren liberar los fondos, pero no dice que infla los montos o jinetea los apoyos aplicados por la Federación.

“Eso no lo hace sólo en el ámbito federal, pues en Puebla puso en marcha el nuevo esquema de cobranza a través de formas valoradas.

“El programa anterior costaba cinco millones de pesos, lo que motivaba discresionalidad en el manejo de la captación de ingresos, pues las dependencias estatales en muchas ocasiones ni entregaban recibo de lo obtenido.

“Esa situación la aprovecha para incrementar hasta nueve veces el presupuesto del nuevo programa que incluiría formas valoradas con candados para evitar malos manejos.

“Algo apesta en Finanzas.

“Y el hedor proviene de la oficina de Armendáriz”.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

About The Author

Related posts