28-11-2021 02:04:43 PM

MEX-MODE, en la defensa de los trabajadores

Dirigente estatal del Movimiento Antorchista

 

El 6 de mayo del presente, apareció publicada una nota en la cual un miembro de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) declaró que en la vida sindical de Mex-Mode, maquiladora ubicada en Atlixco, “persiste la injerencia de un grupo de ´choque´, promovido por Antorcha Campesina, con el objetivo de debilitar al sindicato que ostenta la toma de nota”. Declaración coincidente, en el tono y en la falta absoluta de pruebas que demuestren las acusaciones contra el antorchismo, con lo publicado el 2 de mayo de este año en el diario La Jornada, donde se afirmó que esa misma organización nacional de trabajadores acordó con el Secretario del Trabajo, Javier Lozano, entre otros asuntos, “el apoyo del gobierno federal al sindicato de una maquiladora ubicada en el estado de Puebla, que ve amenazada su viabilidad por presiones de Antorcha Campesina”. Para demostrar el carácter infundado de esos ataques y aclarar el origen de los mismos, es necesario hacer una breve recapitulación de cómo se han desarrollado  los hechos:

A mediados de febrero del presente año, un nutrido grupo de trabajadores de la mencionada maquiladora solicitó a nuestra organización que respaldáramos su petición legal de que se convocara a una asamblea de los obreros que ahí laboran, para demostrar así que la absoluta mayoría de éstos considera que Josefina Hernández, actual dirigente sindical, debe ser destituida porque ya no defiende sus derechos más elementales, además de que los maltrata como si fuera un capataz.

Como se ve, se trata de una petición sencilla, absolutamente apegada a la ley: la realización de un simple acto democrático demandado por la propia iniciativa de los obreros, que veían cómo no les hacían caso sus dirigentes sindicales; lo que demuestra que nunca hubo, ni hay, nada tenebroso –mucho menos un “grupo de choque”, como afirma calumniosamente el “informe” mencionado al principio- en el apoyo que desde entonces ha dado a los trabajadores Antorcha Campesina; por el contrario, el respaldo antorchista ha sido abierto y apegado a la ley, como corresponde a una petición justa y elemental, tanto que debiera ser apoyada unánimemente por todos los que se digan partidarios de la equidad y la verdadera democracia.

De acuerdo con esto, el asunto debió resolverse hace tiempo, hubiera bastado con que la propia dirigente sindical, o las autoridades estatales del Trabajo, llamaran a una asamblea para que los trabajadores votaran si ratifican a su actual dirigente o si es sustituida por quien obtenga la confianza de la mayoría.

Sin embargo, las cosas no ocurrieron así, sino que la modesta petición –que ni pone en riesgo la fuente de trabajo, ni lesiona la libertad sindical, sino al contrario, las fortalece al eliminar tensiones innecesarias- ha desatado las iras de quienes se dicen demócratas y enemigos del charrismo. Sin que jamás hayan demostrado, con argumentos y hechos, que la solicitud de los trabajadores es ilegal o desmesurada, han puesto en marcha una operación para defender a toda costa a su abusiva e impopular correligionaria. El común denominador de la misma es presentar las cosas como si se tratara de una conjura desestabilizadora y expansiva de los antorchistas, como un “atentado contra la autonomía sindical”, al mismo tiempo que se guarda silencio absoluto sobre las razones de la inconformidad de los trabajadores; es decir, sin discutir el fondo del asunto, que les resulta claramente desfavorable, han optado por irse por las ramas y desviar calumniosamente el problema y la atención pública hacia Antorcha Campesina, que lo único que ha hecho es solidarizarse en buena ley con un grupo de obreros que se sienten atropellados en su derechos sindicales.

Por razones que ignoro, los líderes de la UNT han decidido poner en juego su prestigio, en una defensa a ultranza de una correligionaria charrificada y, por lo mismo, repudiada por las bases, al grado de poner su permanencia en su agenda de asuntos prioritarios a negociar con las autoridades federales, incluido en éstas el propio Secretario del Trabajo, del que, no obstante la forma dolosa como le fue planteado el problema por los defensores de Josefina Hernández, esperamos que actúe legal y ecuánimemente para que se realice la asamblea y no se agrande el problema. Tarea similar han hecho con diversos funcionarios del estado de Puebla, de los que, aparte de todas las facilidades para realizar el desfile del Primero de Mayo –incluido orador oficial- han obtenido miles de argumentos “legales” para dilatar la convocatoria a la asamblea, lo que ha permitido que los cuestionados dirigentes ganen tiempo para tratar de amedrentar a los trabajadores inconformes, exactamente igual como proceden los charros.

Pero, al oponerse a que se realice una asamblea en la que los trabajadores elijan quién los represente, la UNT no sólo se contrapone abiertamente con la mayoría de los obreros de esta fábrica, a los que dice representar, sino que contradice su postura de principios sobre este tema, que con motivo de la discusión relativa a la libertad sindical fue enviada en su momento a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que a la letra dice: desde su nacimiento la UNT se ha pronunciado por el reconocimiento y ejercicio pleno de los derechos sindicales, políticos, individuales y colectivos de los trabajadores. La UNT es partidaria de la libertad sindical y de la vida democrática de sus organizaciones”. Suena bien, pero a los hombres, y a las organizaciones, se les debe juzgar por lo que hacen, no por lo que dicen de sí mismos; y aquí lo que están haciendo es defender la arbitrariedad, la corrupción y la antipopularidad de Josefina Hernández.

Con base en lo expuesto, seguramente el lector comprenderá cuánta razón asiste a los obreros que, ante ese muro de dificultades y ataques por atreverse a pedir una simple asamblea y elegir a su líder sindical local, se decidieron a buscar la solidaridad de los antorchistas, de los que, por supuesto, seguirán recibiendo todo el apoyo que merece esta lucha. Y las que vengan en el futuro.

About The Author

Related posts