07-12-2019 08:16:30 AM

Derechos humanos de primera generación

Visitadora adjunta de la CEDH

Los derechos humanos debemos entenderlos como las prerrogativas y facultades que tienen los seres humanos por el simple hecho de serlo y formar parte de la sociedad, sin distinción social, económica, política, jurídica, ideológica o alguna otra.

Los derechos humanos, se han clasificado de diversas maneras, por su naturaleza, su origen, su contenido y materia a la que se refieren, existiendo además, una clasificación de carácter histórico, considerando cronológicamente su aparición o su reconocimiento por parte del Estado, dentro del orden jurídico de cada país, clasificación que se realiza en tres generaciones de derechos humanos.

La Primera Generación, que hoy ocupa nuestra atención, lo constituyen los derechos civiles y políticos, también denominados “Libertades Básicas”,  tiene sus antecedentes en la antiguedad y la edad media, se universalizan y se consagran con el triunfo de la revolución francesa y se han ido reconociendo desde entonces hasta nuestros días; ésta generación contempla entre otros, el derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad de la persona, a la protección contra la tortura y las penas o tratos crueles e inhumanos o degradantes, al reconocimiento jurídico, la igualdad de protección ante la Ley, a la nacionalidad, a la propiedad, a la libertad de pensamiento conciencia y religión, a la libertad de opinión y expresión, a la libertad de reunión y asociación pacífica.

La evolución de estos derechos es amplia y progresista, haciendo cada vez mayor el ámbito de protección de las personas.

Para la definición de las garantías individuales en la Constitución  Mexicana, formulada en el Congreso de 1916-1917, se tomaron como referencia los derechos humanos de la primera generación, los cuales están previstos principalmente en el capítulo llamado “De las Garantías Individuales”, derechos que se encuentran contenidos principalmente en los primeros 29 artículos.

Igualmente, México junto con otros países, ha participado en la elaboración de instrumentos internacionales, para que en todo el mundo se respeten los derechos humanos, instrumentos que se denominan Pactos, tratados o convenciones, mismos que de acuerdo a lo previsto por el artículo 133 Constitucional son Ley Suprema en el País, siempre que estén de acuerdo a la Constitución, que hayan sido celebrados y que se celebren por el Presidente de la República y ratificados por el Senado.

Dentro de tales instrumentos se encuentra el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el cual se aprueba el 16 de diciembre de 1966, por la Asamblea General de la ONU, se ratifica por México el 24 de marzo de 1981, y cuyo objetivo es crear condiciones que permitan a cada persona gozar de sus derechos  civiles y políticos para que pueda realizarse el ideal del ser humano, consagrando esencialmente los derechos que fueron reseñados como de primera generación.

A nivel Regional la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), aprueba el 22 de noviembre de 1969, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la cual es aprobada por el Senado de la República el 18 de diciembre de 1980 y ratificada por México el 24 de marzo de 1981, documento que en la parte I, capítulo II, establece los derechos civiles y políticos que toda persona tiene derecho a disfrutar.

Asimismo, existen diversos cuerpos normativos a nivel local que regulan y protegen los derechos humanos a que nos hemos venido refiriendo, existiendo entre otros, los Códigos Civiles y  Códigos en Materia Penal.

Los derechos humanos de Primera Generación, normalmente suponen una actitud pasiva del Estado, con respecto a los gobernados, ya que se trata de garantizar su respeto; no obstante, algunos de estos derechos implican la actividad del Estado, como en el caso del derecho a votar y ser elegido, lo cual requiere de un aparato estatal que organice las elecciones.

En ese contexto, se puede señalar el claro interés de los países y de la comunidad internacional para la protección de los derechos humanos, pero sobre todo, es tarea de todos los individuos pugnar por su respeto en cualquier ámbito de nuestra vida.

About The Author

Related posts