09-12-2019 03:02:25 PM

Los mitos de los alcaldes

La generalidad de los vecindarios de cualquier municipio mexicano encontrará siempre, las siguientes disculpas de sus gobiernos locales, para justificar su corrupción,  su ineficiencia y su ineficacia:

d.1.- No hice un buen gobierno, porque el Gobernador no me lo permitió.

Respuesta: Desde 1988 y gracias a la oposición recién nacida en esos días, el presupuesto de egresos de la federación, lo decide la cámara legislativa correspondiente, y no los gobernadores en turno, o las amistades presidenciales.  Igual marco es aplicable al gobierno de los estados.

d.2.- No realicé la obra pública necesaria e indispensable, porque el Gobernador no me dió apoyo económico.

Respuesta: A los municipios vía los ayuntamientos llegan los recursos etiquetados del gobierno federal.  En todo momento se hace constancia que de la recaudación nacional el ochenta por ciento lo ejerce sabiamente, lo gasta, lo derrocha o lo invierte la burocracia dorada federal.  (Con Fox, ahora con el señor Presidente Felipe Calderón Hinojosa, y antes de ellos con los ejecutivos provenientes de mi partido).  El catorce por ciento es para los gobiernos estatales (31 y el D.F.), y el seis por ciento restante, es para repartirse entre aproximadamente los dos mil quinientos ayuntamientos mexicanos.

d.3.- No se resolvieron los graves problemas estructurales del municipio, porque el Gobernador se opuso por provenir de diferente Partido.

Respuesta: No tiene que ver el Partido, lo que sucede es que el presidente no tuvo liderazgo para ejercer y tomar decisiones.

Provenientes de la cultura de la sumisión, los mexicanos día con día somos mas insumisos, y no fácilmente se dán los liderazgos en los ayuntamientos.

d.4.- No realicé tantas obras porque la gente no cooperó conmigo.

Respuesta: Su obligación; como presidente municipal era el convocar a la ciudadanía para informarnos o crear los mecanismos de participación ciudadana.

Mientras no exista el reglamento de participación ciudadana y vecinal en los municipios, debidamente publicado en el Periódico Oficial, se agrede en sus derechos constitucionales al vecindario.

d.5.- No realicé las obras indispensables, porque tuve que pagar deudas del anterior ayuntamiento.

Respuesta: A la gente no le interesa la deuda, si sabía que no iba a cumplir para que prometió obras.

Esto muestra la necesidad que en campañas político-partidarios-electorales,los aspirantes al poder municipal: riñan, discutan, polemicen, y de ser posible debatan pública e incansablemente sobre sus propuestas de gobierno articuladas en un programa coherente.

d.6.- No realicé todas las obras porque mi proyecto necesitaba más allá de los tres años.

Respuesta: Esta es una de las excusas mas usadas. Se presume usando un cerebro del común, que cualquier aspirante a cualquier empresa, negocio, o actos por realizar, aplicó su máxima o mínima capacidad neuronal para prevenir su actuar.

Si no se puede con lo mínimo, mucho menos con lo máximo.Sólamente los pueblos sufrientes a manos de malos gobiernos, “saben lo que es amar a Dios en tierra de indios” (disculpas mil por la mención colonialista).

d.7.- No ejecuté las obras necesarias porque Ustedes (el vecindario. La sociedad municipal.  La ciudadanía) no me las pidieron.

Respuesta: El presidente debió estar consciente de las necesidades del municipio y aunque no se lo pidiera nadie debió realizar las obras indispensables.

d.8.- La obra que yo realicé no se vé porque es subterránea. (Agua potable, drenaje, y alcantarillado).

Respuesta: Debió haber realizado la difusión de las obras.

Todos y cada uno de los gobiernos debe informar, comunicar, politizar, ideologizar, y de ser posible: concientizar a la población de las formas administrativas que usan para impulsar el desarrollo social. Pagar gacetillas o manifiestos pertenece a la información gubernamental de hace cincuenta años.

d.9.- No se realizaron las obras adecuadas, porque los proyectos fueron rechazados por las dependencias del gobierno federal.

Respuesta: Revela en todo momento la improvisación o falta de experiencia de los funcionarios del área.

Seguramente no fueron integrados adecuadamente, porque el compadre no sabe nada de proyectos técnicos, y es incapaz de diferenciar la fase conceptual de la ejecutiva.

d.10.- No concluí la obra pública porque no me lo permitieron los cambios climáticos y los movimientos geológicos (lluvias, trombas, nieve, heladas, altas temperaturas, inundaciones, derrumbes y temblores).

Respuesta: Eso fue falta de planeación y la empresa del caso es improvisada y carece de expertos.

d.11.- No se realizó la obra porque se elevaron los costos de los materiales.

Respuesta: Por falta de personal calificado no se obtuvieron los costos reales que deben incluir obligadamente en el catálogo de costos el monto inflacionario.

cesarmusalem@puebla.com

About The Author

Related posts