15-08-2020 02:30:09 PM

La prevención de violaciones a derechos humanos

Segundo Visitador General de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla

 

Como sabemos el fundamento legal que reconoce la creación de la Comisión de Derechos Humanos de nuestra entidad Federativa se encuentra en la Constitución Política del Estado de Puebla, en su artículo 12, fracción VI, que en la parte que nos interesa, dice que las leyes se ocuparan de “La creación del organismo de protección, respeto y defensa de los Derechos Humanos….. “

 

Este organismo a que alude el referido mandamiento Constitucional local, reconoce tres momentos que son dignos de reflexionar ya que en primera instancia señala la protección, entendiéndose como la acción o acciones tendientes a resguardar a los gobernados de posibles actos u omisiones que conlleven violación a sus Derechos Humanos y además agrega, así lo entiendo, que para lograr este primer conjunto de medidas que procura salvaguardarlo de actos de autoridad al margen de la ley, deberá fomentarse el respeto por lo persona y su dignidad y en caso necesario, defender a los que hayan sufrido de una presunta violación de los mismos Derechos Fundamentales y Humanos.

 

La apreciación anterior es desglosada en la Ley de la CDH de Puebla, en su artículo 2o que reproduzco a continuación en la parte conducente: “ La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla,……; tiene como objeto la protección, respeto,vigilancia, prevención, observancia, promoción, defensa, estudio y divulgación de los derechos humanos,…” lo que ratifica que si bien nuestro organismo tiende a defender a los quejosos y en su caso y momento procesal oportuno a emitir la recomendación correspondiente, lo es más el hecho de contribuir a una cultura de respeto y protección de los Derechos Humanos.

 

Esta premisa la hemos entendido muy claramente en la CDH, ya que la gran labor de la misma no se ciñe a tratar de resarcir o señalar a las autoridades responsables, que ajusten su actuar a derecho, ya que la función de nuestro órgano no jurisdiccional es mucho más trascendente y por lo mismo se ha ocupado de diferentes programas que tienen como objetivo cultural la difusión, la capacitación y con esto la prevención de posibles violaciones a los Derechos Humanos.

 

No hay que olvidar que en y desde la educación se pueden abatir grandes rezagos sociales y que solamente a través de ella las grandes economías contemporáneas han invadido los mercados mundiales, generando riqueza y revertido la inversión que los gobiernos han hecho en su pueblo, en materia educativa. De ahí que la CDH, ha vivenciado sus objetivos plasmados en el marco legal extendiendo y aprovechando los diferentes espacios que le permitan llegar a los diversos grupos sociales, en particular a los niños y jóvenes, que por obvias razones reclaman una sociedad más justa y tolerante.

 

Cabe mencionar tan solo el pasado mes de noviembre de 2007, cuando se reunieron cerca de quinientos jóvenes, de los niveles de secundaria y Bachillerato para intervenir el III Foro de la Juventud que la CDH y el Colegio Hispano Inglés de Oriente organizaron con el tema: “Las adicciones y los Derechos Humanos “, en donde intervinieron también verdaderas autoridades en la materia, o el Foro sobre Bando de Policía y Buen Gobierno. Es importante mencionar que

no son actos esporádicos , sino que obedecen a toda una programación que abarca desde los más pequeños hasta nuestros jóvenes que actualmente ya cursan alguna licenciatura, como es el caso de las conferencias sobre Derechos de los Pueblos Indígenas o a través del 5o. Seminario Nacional e Internacional de formación y Actualización de Derechos Humanos Realidad y Vigencia que se destinó tanto a los futuros Abogados como a los que en ejercicio de su profesión constantemente buscan su actualización y que tuvo como escenario el Tribunal Superior de Justicia.

 

El vivir en un Estado de Derecho implica una gran responsabilidad si queremos que nuestra vida social se desarrolle armónicamente y con un mayor sentido de solidaridad y pertenencia a la comunidad, dicha responsabilidad implica que todos y cada uno de nosotros se esfuerce por disminuir todo aquello que trastoque nuestra sistema normativo y lograr un pueblo con una educación integral, Humana, tal y como lo soñó y estableció el Constituyente de 1917.

About The Author

Related posts