30-11-2021 10:12:54 AM

A operar, Señor Presidente

Este parece ser el clamor popular de militantes y simpatizantes de Acción Nacional después de un 2007 de pesadilla en términos electorales y un par de derrotas más el pasado fin de semana en Quintana Roo y Baja California.

No tendrán que esperar mucho tiempo.

La intervención presidencial en los procesos electorales es parte fundamental de la estrategia de fortalecimiento del gobierno federal y de la potencial aprobación de aquellas reformas estructurales que el propio Calderón considera como fundamentales para entregar buenos resultados al término de su sexenio.

La semana pasada, durante la reunión plenaria de los diputados blanquiazules en San Miguel Regla Guanajuato, el propio líder nacional del PAN, Germán Martínez, uno de los llamados “hombres del presidente” lo dejó bien claro.

De acuerdo con una nota publicada por Reforma, el líder panista pidió abiertamente “el apoyo de los delegados del gobierno federal para ganar las elecciones intermedias de 2009”.

El líder de Acción Nacional afirmó que "Necesitamos estar juntos, necesitamos estar unidos, necesitamos que desde el Gobierno los delegados apoyen el trabajo de este grupo parlamentario”.

"Y como exigimos el respaldo de delegados federales a este grupo parlamentario, yo ofrezco el apoyo de este grupo parlamentario a las políticas públicas del Presidente Felipe Calderón",

El discurso de Martínez confirma lo que ya de sobra era sabido: Calderón tiene ya el control absoluto del PAN y desde la presidencia de la República intentará perfilar candidatos afines a su grupo político para “nadar de muertito” el segundo trienio de su administración, manejando un legislativo cómodo que resulte incondicional a sus iniciativas de ley.

En este contexto se entiende la llegada de Cuauhtémoc Cardona Benavides a la subsecretaría de Enlace Legislativo de la Secretaría de Gobernación federal.

Cardona fue Coordinador de Enlace Legislativo de la Secretaría de Energía cuando el hoy presidente era titular de la dependencia y fracasó rotundamente en el cabildeo con priistas y panistas para la aprobación de la reforma energética, una de las supuestas prioridades del ex presidente Fox.

Ahora, desde la Segob, con el apoyo incondicional del presidente y el manejo del partido en el gobierno, intentará concretar lo que en su momento no pudo.

Ya lo ve, el maridaje entre la presidencia de la República y el Partido Acción Nacional comienza ya oficialmente y vivirá su plenitud una vez que desde Los Pinos se impongan delegados y a las dirigencias del partido en las entidades federativas lleguen personajes cercanos a Calderón.

Sí, al más puro estilo priista.

Pero ¿qué va a pasar en Puebla?

¿Aquí también podrán llegar sus incondicionales?

¿Podrá el presidente con el nefasto grupo de ultras que controla el PAN desde hace décadas y que se ha enquistado como un cáncer maligno en su estructura?

¿Llegará el tan ansiado y necesario relevo de dirigencias?

Se acerca un nuevo choque de trenes.

 

PREGUNTAS PARA ENTENDER A CHELÍS

¿Cuáles son los fantasmas que desde el 15 de enero pasado asegura ver el entrenador del Puebla?

¿Existen realmente o sólo viven al interior de su reluciente testa?

¿Están ahí o son el pretexto ideal para justificar la falta de resultados?

¿Se mueven en el ámbito deportivo o en el de la política?

¿Tiene que ver con las supuestas presiones que desde lo más alto de las esferas del poder se generan para obligar a los socios a vender el equipo?

Si Chelís afirma que ahí están ¿por qué no ponerles nombres y apellido?

¿Cómo entender que el valiente hombre fuerte del Puebla padezca ahora del síndrome del folículo en la lengua?

¿No será que los fantasmas están adentro del club?

¿No será que la forma poco transparente con la que la familia Bernat ha llevado su relación con los demás socios y la lucha de poder que esto ha generado al interior del club afecta mucho más de lo que se quiere admitir?

¿No será que la luna de miel que se intenta vender ya terminó?

¿Qué tal si nunca existió?

Lo único real es que son tres partidos, tres puntos y Veracruz ya sumó.

El único fantasma que es real y que debería de preocuparle a Chelís es el fantasma del descenso.

Ese que podría llegar dentro de 14 jornadas.

 

latempestad@statuspuebla.com.mx

About The Author

Related posts