14-08-2020 08:27:17 AM

Una paloma de paz, no gavilán, volará del CCE

CCEGabriel Huerta Ortega se convertirá este martes 29 de enero en el nuevo presidente del Consejo Coordinador Empresarial en medio de una polémica gestión de Juan José Rodríguez Posada, quien hoy es presa de la furia del poder municipal.

El proceso de elección no será terso, aunque cuenta con el cabildeo suficiente para garantizar la mayoría, pues todavía hay resistencias empresariales.

Y es que existe una corriente hoy minoritaria, llamada “La Banda de los Rodríguez”.

Sí, encabezada por el propio Juan José Rodríguez Posada y Herberto Rodríguez Regordosa para impulsar la tímida candidatura de Luis Rodríguez Fernández, ex presidente de la Cámara de Comercio.

Gabriel Huerta continúa con los amarres y tampoco se ha dejado que lo conviertan en rehén con el control de las vicepresidencias del organismo, pero hasta el momento lo que ha prevalecido es apuntarla su candidatura en aras de evitar la división.

La última elección se definió por un voto a favor de Juan José Rodríguez. Ese sufragio se registró gracias a la validación de organismos fantasmas y la traición de la Cámara Textil de Puebla y Tlaxcala contra Eduardo García Migoya.

La cúpula patronal vive en estos momentos una crisis de representatividad, alentada por el endurecimiento de posiciones frente a los gobiernos estatal y municipal.

Contra la administración marinista se han lanzado severas críticas que incluso han ocasionado ácidas discusiones en Casa Puebla entre Rodríguez Posadas y el gobernador Mario Marín, quien incluso públicamente se ha preguntado: ¿Qué han hecho los empresarios por Puebla?.

En contraparte, la pugna con el gobierno del estado es un juego de declaraciones si se compara con la peor relación con un presidente municipal de Puebla.

Las críticas del CCE contra la falta de transparencia condujeron la semana pasada a la clausura de los negocios de la familia Rodríguez Posada, lo que constituyó el uso discresional y arbitrario del poder.

Todo aquel que se atreva a cuestionar al Hugo Chávez poblano, dígase Enrique Doger, será objeto de la más severa condena institucional. Sí, así de intolerante se mostró el alcalde de Puebla.

Por eso, la llegada de Huerta Ortega despresurizará polémicas con la autoridad y permitirá entrar a la dinámica de la “mano amiga” antes del madrazo, patín y guante, para negociar.

Una paloma de paz saldrá de la ventana de la oficina de juntas del CCE este martes.

alportador@statuspuebla.com.mx

www.alportador.com

www.alportadortv.com

About The Author

Related posts