Todo cambió y… Trife se acerca

por Rodolfo Rivera Pacheco

 

La instalación del nuevo Congreso Federal el fin de semana dejó en todos un sentir nuevo y diferente… todo cambió. Finalmente el viejo régimen priísta –con su intervalo panista que fue más de lo mismo- está siendo reemplazado por un sistema en donde la izquierda arrasó y estaremos presenciando nuevas formas de hacer política, desde la Presidencia de la República, pasando por Diputados y Senadores y una nueva generación de Gobernadores, Congresos locales y Alcaldes en todo el país.

Al menos eso es lo que estamos viendo en los primeros días del nuevo sistema. Aunque la enorme mayoría de integrantes del Congreso y prácticamente todos los nuevos titulares de los distintos cargos no son nuevos en la política y ya habían ocupado espacios en partidos y anteriores gobiernos, la sensación es de que todo ha cambiado.

El PRI que siempre fue el principal partido de México ahora es de la chiquillada y su raquítica bancada en el Senado y Cámara de Diputados no servirá más que como bisagra de decisiones de los ahora grandes. Y todo indica que por sobrevivencia, se aliarán en muchas cosas con MORENA. Hay que recordar que casi todos los líderes, dirigentes y ganadores de MORENA pertenecieron en su momento al PRI y sus objetivos socialdemócratas.

El PAN tiene una de las bancadas más pequeñas de su historia. Después de que en 2016 y 2017 –cuando ganó una bola de Gubernaturas-  parecía que sería el partido que arrasaría en 2018, ahora se convirtió en un partido disminuido y muy desprestigiado. Su bancada además está dividida y sus dirigentes de partido peleando lo poco que queda.

El PRD por poco y desaparece. Y los poquísimos Diputados y Senadores que tiene seguramente terminarán largándose en la práctica a MORENA, si no es que ya lo hicieron. Quizás pierda el registro en elecciones siguientes.

Los partiditos de la chiquillada seguirán siéndolo, y seguirán siendo rémoras de quien los lleve en alianzas. Panal, Verde, PT y demás… se aliarán con MORENA para sobrevivir. Ya lo dijeron este fin de semana.

MORENA tiene mayoría indiscutible y al parecer la va a ejercer. Esperaron décadas y ahora van a echar para atrás todo lo que no les parezca –bueno o malo- del anterior régimen del PRIAN. Hay más radicales en la bancada de MORENA que el mismo Presidente López Obrador, que ya están clamando venganza a todo lo que huela a PRI y PAN. La tersa transición de estos dos meses, creo que estará siendo sustituida por pleitos irresolubles de MORENA contra todos los demás. Y gana MORENA por simple y abrumadora mayoría.

Se ve venir la hora del ajuste de cuentas. En la instalación del Congreso el pasado sábado, la bancada de MORENA parecía más de oposición que la que tiene mayoría absoluta.

Y aquí entre el tema Puebla, por supuesto.

 

 

El 1 de septiembre quedó clara una cosa: Los Diputados y Senadores de MORENA, nada menos que la bancada mayoritaria de ambas Cámaras, NO dejarán de pelear para que se eche abajo la elección en Puebla donde fue nombrada Gobernadora electa Martha Erika Alonso de Moreno Valle por la autoridad electoral local. El ahora líder de la bancada MORENA, Mario Delgado, se lo gritó en su cara a Rafael Moreno Valle: Van a echar abajo la elección fraudulenta en Puebla, ante la mueca de risa nerviosa del poblano, sentado en el presídium de la asamblea por ser Secretario de la bancada panista.

Pero no solo eso, que sería parte de la anécdota típica de las actitudes de miembros de MORENA, ahora legisladores federales.

No. También el fin de semana nos enteramos que el TRIFE, el que realmente define el resultado de las elecciones en este país, echó para atrás (lo sabíamos desde el principio) la multa de casi 200 millones que el NIE había “impuesto” a MORENA por el tema de los donativos y recursos repartidos a damnificados de los sismos del año pasado.

Lo comentamos aquí mismo desde entonces: El deporte del TRIFE es echar para abajo resoluciones del INE.

Horacio Duarte, hoy también ya Diputado Federal y representante de MORENA ante el INE, festejó de buena gana la resolución en su twitter, al igual que la que les regresó varias Diputaciones plurinominales a su partido en el Estadio de México. También sigue en marcha la resolución del mismo Tribunal Federal de tirar las Senadurías de Nuevo León al PAN.

Duarte, al igual que todos los Diputados y Senadores de MORENA aplaudieron a rabiar las palabras de Delgado sobre Puebla.

Entonces pues, el TRIFE va a empezar a resolver impugnaciones en los Estados, una vez instaurado el Congreso Federal.

Y no sé cómo venga la resolución sobre Puebla. Falta mucho todavía, pues el Tribunal Electoral de Puebla aun no emite su veredicto. Pero cuando llegue al TRIFE, seguramente será una determinación independiente, como lo hemos venido viendo en los casos mencionados.

De ahí la sonrisa nerviosa y contrariada de Moreno Valle en su asiento del presídium del Congreso. Es evidente que los de MORENA no van a dejar pasar una. Es su momento y lo van a aprovechar.

Finalmente, algo similar también podemos comentar sobre el próximo Congreso Local en Puebla.

Los Diputados salientes, todos empleados del morenovallismo, están como locos aprobando cosas que tarde o temprano les va a revertir la siguiente legislatura, de mayoría de MORENA… más los que se le sumen (sobre el tema es evidente que algunos Diputados de otros partidos, se terminarán sumando a MORENA, pues reza el dicho que “si no puedes contra el enemigo…”).

Cuentas públicas observadas como garrote político o bien aprobadas a los cuates, nombramientos absurdos en el Tribunal Superior de Justicia, inhabilitaciones a críticos, concesiones ilegales y un largo etcétera. La pregunta es… ¿qué no entienden que ya NO tienen mayoría en el Congreso? Y en solo 15 días los de MORENA vienen con la espada desenvainada…

¿De veras no se han dado cuenta de que todo cambió?

 

 

About The Author

Related posts