23-06-2018 05:06:55 AM

Víctor Gabriel salió del clóset político

Por Alejandro Mondragón

 

Creado como el instrumento para que huachicoleros llegaran al poder en el Triángulo Rojo de Puebla, el partido Pacto Social de Integración está de regreso de la mano de quien en 2013 lo vendió al morenovallismo.

 

Sí, Víctor Gabriel Chedraui salió del clóset.

 

Y cuando fue descubierto montó en cólera, acusó a Al Portador de mentiroso, porque jamás traicionaría al PRI, sino por el contrario, daría su vida por el ex partidazo.

 

El 29 de julio del 2013, 22 días después de la elección que dio al morenovallismo al carro completo, gracias a las candidaturas comunes, como la del PSI que llevaron al huachicol a la alcaldía de Palmar de Bravo con Pablo Morales Ugalde y compañía, este columnista exhibió al autor intelectual de la traición al PRI:

“El priista Víctor Gabriel Chedraui terminó siendo el factor clave de la pasada elección en Puebla.

“Desdeñado por los priistas, acabó como el gran aliado del morenovallismo.

“En la interna por la alcaldía, Víctor Gabriel buscó acercamientos con José Chedraui Budib y Enrique Agüera. Ambos lo mandaron al carajo.

“Sólo quería participar en el proceso. En ese juego de simulación al que ha convertido el PRI las contiendas internas, Víctor Gabriel entró a sabiendas que no sería el elegido.

“Una candidatura a diputado por la capital le ofrecieron inicialmente, pero después se la quitaron.

“En la víspera del arranque de campaña, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación concedió el registró al partido Pacto Social de Integración para participar en los comicios locales, a pesar de que el IEE y el TEE le habían negado todo.

“Víctor Gabriel Chedraui se reunió con Carlos Navarro, líder del PSI. Ofreció llevarlo con los dirigentes del PRI, Fernando Moreno Peña y Pablo Fernández del Campo.

“’Pide mucho, vale poco’, dijo jocoso el delegado de Colima ante la sonrisa complaciente del presidente estatal del tricolor.

“A Navarro le pasó lo mismo que a Víctor Gabriel Chedraui: los mandaron a la chingada en el PRI.

“Así, Víctor Gabriel empezó a tocar puertas en la acera de enfrente y le abrieron la principal: Casa Puebla.

“Escucharon a Carlos Navarro, analizaron el esquema de candidaturas comunes, aplicaron la lógica de todo suma en las elecciones, así sea un punto. El PSI pidió una candidatura a regidora por la ciudad para la hija del dirigente, conservar su registro y garantizar una posición en las plurinominales del Congreso.

“Pragmáticos en Casa Puebla escucharon, anotaron y sumaron al PSI a su causa de todos unidos contra el PRI, en la perspectiva de una elección cerrada, donde –repito- todo suma.

“El resultado final es de vox populi: el factor clave en la campaña fue el PSI, pues ganó municipios, definió distritos y, lo más importante, dividió al PRI.

“Y todo porque en el tricolor mandaron al carajo a Chedraui y Navarro, quienes terminaron por marcar la diferencia el 7 de julio del 2013”.

 

Hasta aquí la larga, pero necesaria cita.

 

Horas después de la publicación, Víctor Gabriel se puso muino y exigió al reportero aclaraciones, porque él jamás traicionaría al PRI y menos por un partido que no representa nada, le dijo.

 

Ladró por más de una hora este timorato personaje. Cinco años después, el tiempo le dio la razón a Al Portador.

 

Salud, por los traidores y lavadores de prerrogativas, a través de empresas fantasmas como lo hace el PSI.

 

About The Author

Related posts