19-06-2018 01:24:01 AM

Con el cucharón más grande

Por Alejandro Mondragón

 

El ex gobernador Rafael Moreno Valle ya estiró de más la liga en las negociaciones, donde él no figura, pero en todos los lados de su perinola aparece la frase: toma todo.

 

Y cuando tiran los de enfrente, quiere que todos pongan.

 

Que su esposa sea la candidata al gobierno.

 

Que la dupla al senado sean Tony Gali, hijo, y Fernando Morales Martínez, aunque no sean panistas. Es Don Vergas.

 

Que Luis Banck repita para la alcaldía, pero si no se puede y se tiene que respaldar a Eduardo Rivera Pérez, entonces que se quede el morenovallismo con el control del Cabildo y luego la Tesorería, Secretaría de Seguridad Pública y Obras Públicas.

Que el CEN del PAN resuelva las candidaturas a diputados federales de una lista que él entregue, en función de los perfiles más competitivos.

 

Que palomeé a todos los abanderados a legisladores locales y su estructura se encargue de las principales alcaldías.

 

Y que la mega coalición, más candidaturas comunes que habrá con PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, Compromiso por Puebla, Pacto Social de Integración, Panal y Verde Ecologista, sirva a las candidaturas 100 por ciento morenovallistas, principalmente a la gubernatura, pero que en aquellos lugares donde van perfiles ajenos al grupo, entonces no reciban sus beneficios.

 

Y la cereza del pastel es aparecer como el número uno de la lista de candidatos plurinominales al Senado, con la garantía por escrito y ante Notario de ser el coordinador del Frente en la Cámara Alta.

 

Eso sí, ya le dijo al gobernador Antonio Gali y a Martha Érika Alonso, negociadores directos ante Santiago Creel, representante de Ricardo Anaya, que Eduardo Rivera “pide mucho”.

 

Que cómo está eso que quiere tener la mayoría del Cabildo siendo alcalde, pues dónde se ha visto eso.

 

Y que así no se puede, carajo.

 

 

About The Author

Related posts